Facebook Twitter Youtube Miércoles 20 de Marzo, 2019
Excellent WebWorld
 | La Crónica de Hoy

Bertha Hernández

La suerte adversa en Acatita de Baján: los caudillos insurgentes caen presos

También mujeres, también revolucionarias: las historias de Soledad González y Hermila Galindo

La Llorona: de oscuro presagio a aparición eterna

Sor Juana, sus recetas de cocina y el arte de hacer buenas relaciones públicas

Valente Quintana: las historias de un detective mexicano

Morir en San Remo: Ignacio Manuel Altamirano se despide de la vida

Historias de curas insurgentes: las batallas de Mariano Matamoros

Ignacio Allende, el orgulloso criollo que se declaró culpable de “alta lealtad” a su patria

Puente de Calderón: el desastre insurgente

De cómo Matilde Montoya logró vencer todos los obstáculos y se convirtió en la primera médica mexicana

Los escepticismos del periodista Amado Nervo

Un fin de año accidentado, o de cómo los antiguos aliados de Madero se rebelaron

Navidades de otros tiempos: la noche en que Goyo Cárdenas se fugó de La Castañeda

Toma de posesión: del gran discurso revolucionario a las complicaciones e incomodidades de la democracia

Toma de posesión: de los años imperiales al entusiasmo del maderismo

Por el bien de la Nación: ceremonias y juramentos en las tomas de posesión

Tragedias, enigmas, negocios: el mundo entero cabía en los anuncios del Diario de México

Historia de una censura fracasada, o de cómo la Inquisición nada pudo contra bailes, versos y libros

Los antiguos cafés: espacio de políticos, periodistas, poetas y conspiradores

De cómo, finalmente, el cadáver de Maximiliano regresó a tierra austriaca

Historias tétricas de Día de Muertos: el fallidísimo embalsamamiento de Maximiliano

La odisea del doctor Balmis y “la cultura de la vacuna”

El Chalequero, un monstruo de los tiempos porfirianos

Gonzalo N. Santos, o el operador político que persuadía por las buenas… o por las malas

Gonzalo N. Santos, el hombre que afirmaba que la moral es un árbol que da moras

Maximino, el incómodo, incomodísimo hermano del presidente Ávila Camacho

Tomás Garrido Canabal y su “laboratorio revolucionario”

Ángela Peralta: la muerte del ruiseñor

¿Quiere hacer carrera en el circo? Aquí está El Moderno Payaso para ayudarlo

Mariano, el rey indio de la máscara de oro que provocó una rebelión en la Nueva España

El extraño asesinato del pintor D. T. Egerton

José María Pino Suárez o la tragedia de la Vicepresidencia

El vicepresidente de don Porfirio

La difícil convivencia o qué ocurrió en México cuando el Presidente y el Vicepresidente no se entendieron para nada

Durmiendo con el enemigo (o por qué no funcionaron las vicepresidencias en México)

…Y don Benito se lanzó a la reelección

Elecciones accidentadas en tiempos de Juárez

Ignacio Ramírez, El Nigromante: el fuego convertido en palabra

Miles lo siguieron y creyeron en él: el Niño Fidencio

¡Bravo, caro Enrico! Y los mexicanos murieron de emoción al escuchar a Caruso

Criminales muy modernos: la banda del automóvil gris

De tiples, generales y zarzuelas políticas en el agitado México revolucionario

Postales de la Decena Trágica en el teatro de revista: se estrena El País de la Metralla

“¡Al presidente no se le toca!”, gritó el capitán Garmendia, y salvó a Francisco I. Madero

El incomodísimo hermano de Francisco I. Madero

Entre la duda, la zozobra y la angustia: los 45 minutos de la presidencia de Pedro Lascuráin

Colegas de Hidalgo y de Morelos: los otros curas insurgentes

Los días de la “Francia chiquita”, o de cómo Miguel Hidalgo fue denunciado ante la Inquisición

El Patriarca Pérez: el cura mexicano que quiso romper con El Vaticano

¿Ateos? ¡Qué va! Pero querían un Estado laico y lo consiguieron

Adolfo de la Huerta: cantar para sobrevivir

“Dios no existe”, pintó Diego Rivera… y entonces su mural fue censurado

“No hay Dios”, dijo, y con gran escándalo, El Nigromante entró a la vida pública

Magnicidio: apuñalan al general Ramón Corona