La Crónica de Hoy | Descubren 158 partituras inéditas del porfiriato y Revolución Mexicana

Más Notas de este Especial
Descubren 158 partituras inéditas del porfiriato y Revolución Mexicana
Verenise Sánchez | Cultura | Fecha: 2009-11-13 | Hora de creación: 10:43:03 | Ultima modificación: 13:54:46
Músicos. Una de las orquestas que tocaban las piezas de salón en las tertulias de la aristocracia mexicana. Foto cortesía: Fonoteca / Dedicatoria de la pieza “Los catrines de mi puebla”, de Jaime Nunó.

Una investigación realizada en Puebla por el músico estadunidense Francisco Rocafuerte halló 158 obras para salón inéditas, de las cuales 64 son para piano y 35 para voz y piano. Las piezas son especialmente de los periodos del porfiriato y la Revolución Mexicana.

Uno de los más interesantes hallazgos es una partitura de Jaime Nunó, autor de la música del Himno Nacional Mexicano, titulada “Los catrines de mi puebla”, que pudiera ser más antigua, además de otras de compositores relevantes como José I. Zamora y José Refugio Gutiérrez. La mayoría de las piezas son anónimas y fueron rescatadas de archivos familiares, explica el pianista, considerado como uno de los más destacados de Norteamérica.

Señala que las obras encontradas en la investigación –que duró tres años, del 2006 al 2009– “son piezas para tocarse en salón y narran cómo la aristocracia, seguidora del régimen porfirista, y los militares vivieron la Revolución Mexicana”.

Indica que las obras muestran los géneros musicales que escuchaban la aristocracia y los militares, las cuales narraban episodios históricos y destacaban a algunos personajes. Son similares al corrido, sólo que las de salón ensalzaban al régimen porfirista.

“La forma musical más conocida que surgió con la Revolución fue el corrido, género de muchos alcances y larga trayectoria que con el tiempo llegaría a ser uno de los más firmes soportes de la literatura mexicana”, indica Rocafuerte.

Subraya que “en aquella época no hubo ningún acontecimiento trascendental para el pueblo que no fuera relatado, descrito y entonado en verso para ser escuchado con gran atención en las plazas para el pueblo y en salones para las alta sociedad”.

Estas composiciones, tanto los corridos como las piezas para salón, cobraron gran relevancia durante el porfiriato y la Revolución Mexicana porque fungieron como una prensa eventual, según el desarrollo del movimiento armado.

En contraposición a la tendencia del corrido, “las obras rescatadas eran dedicadas a militares y a la aristocracia para lograr su simpatía y con ello asegurar seguir trabajando y obtener un poco de dinero en esa época, cuando el país estaba devastado por la guerra”.

Las obras encontradas en esta investigación fueron halladas en archivos familiares porque casi nunca se imprimían, pasaban de las manos del compositor al funcionario al que estaba dedicada la canción, señala Rocafuerte.

A casi un siglo de su composición, el próximo 21 de noviembre se estrenarán 12 de estas obras en un concierto que se realizará en la Fonoteca Nacional a las 13:00 horas.

Algunas de las piezas que el pianista Francisco Rocafuerte y la mezzosoprano María Ávalos interpretarán son: “Los catrines de mi puebla”, de Jaime Nunó; “Carmen Romero Rubio de Díaz”, de Leopoldo Landero; “Marcha fúnebre en memoria de Aquiles Serdán”, de José I. Zamora, y “Mi general Juan nepomuceno”, de José Refugio Gutiérrez.

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems