La Crónica de Hoy | La educación formal no es suficiente; hay que reconocer la importancia del aprendizaje invisible

Más Notas de este Especial
La educación formal no es suficiente; hay que reconocer la importancia del aprendizaje invisible
Isaac Torres Cruz | Academia | Fecha: 2011-05-23 | Hora de creación: 03:05:02 | Ultima modificación: 03:05:02
Líneas. Cristóbal Cobo realiza investigaciones en construcción redes de conocimiento entre universidades y gobierno; implicaciones socioeconómicas de internet, dentro de otras en la Universidad de Oxford.

Hay un conocimiento invisible, no se enseña en las escuelas ni en las universidades; no es cuantificable ni se puede avalar sistemáticamente como en el aprendizaje formal. Los mecanismos tradicionales de educación no lo toma en cuenta, es ignorado, pero ahí está y podría volverse más visible si se ejemplifica mediante los beneficios del “googleo” o del uso de Facebook.

Este es el contexto: los sistemas de educación formal se han estandarizado y vuelto uniformes por sobre otras características que también son importantes para un sistema —apunta Cristóbal Cobo, investigador asociado del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford.

“Pero hay otros que no verbalizamos, que no son explícitos sino tácitos, (un know how), adquiridos por la participación, ensayo error, la conversación con pares, con colegas de la escuela, la familia y el trabajo. No todos los conocimientos que tenemos tienen una certificación, y eso es como usamos las nuevas tecnológicas, internet, por ejemplo”, apunta el académico, para quien este conocimiento tácito no es fácil de medir por lo que es ignorado.

El especialista en comunicación y nuevas tecnologías es coautor, junto con John Moravec, de Aprendizaje Invisible, que es el resultado de sus investigaciones con el cual buscan explorar las dimensiones del conocimiento del siglo XXI más allá de los mecanismos tradicionales de la educación.

Si bien el tema tiene que ver con el capital sociocultural de cada persona, el fondo de la idea es que la escuela es importante pero no suficiente. “Resaltar el aprendizaje invisible tiene como objetivo que las instituciones y personas desarrollen nuevos alfabetismos, ya no los tradicionales sino con respecto nuevas formas de conocimiento y de su distribución”, señala el académico chileno en entrevista. Hay tres puntos que vale la pena acotar, de acuerdo con el experto.

Primero, es necesario poner cómo aprendemos más allá de qué aprendemos. Segundo (hazlo por tu cuenta), “por muy buena universidad a la que uno asista no será suficiente, habrá que ser capaz de construir trayectorias propias en el desarrollo educativo”. Tercero: el conocimiento y habilidades no sólo son las que están en los libros que puedan certificarse. “Hay otras que incluso son más importantes, como trabajar en equipo, ser innovador, dominar una lengua, resolver problemas complejos y trabajar a distancia. “El problema es que algo nos ha pasado que damos mucho énfasis de educación formal y que además guarda la relación con los perfiles que demanda el mundo laboral”.

EDUCAR CON INTERNET. En el marco de la sociedad del conocimiento, la preocupación es que los sistemas de educación sean la madre generadora de nuevos talentos y capitales humanos, refiere Cobo, sin embargo esta evolución no siempre se da a la velocidad que necesita, por lo que no puede soslayarse el estar al día y actualizarse: explorar nuevos mecanismos para generar conocimiento y distribuirlo. Un ejemplo es Wikipedia, el Código abierto e incluso la Peer 2 Peer University, pero se necesitan más aplicaciones, más formas de democratizar el conocimiento. El experto menciona además que las universidades son quienes pueden abrir las puertas para construir espacios entre el conocimiento formal y el informal.

Sin embargo, “la herramienta más poderosa es internet, pero la utilizamos de manera muy pobre, cuando que podría ser tan importante para el aprendizaje”.

Entonces la pregunta es evidente: ¿qué pueden hacer las nuevas aplicaciones de internet por el desarrollo educativo?

“En todo el siglo XX hemos querido, e intencionado, que la incorporación de nuevas tecnologías mejoren educación, desde el cine, la radio y televisión, hasta las computadoras, internet e incluso ahora con las iPads.

“Siempre se ha confiado en estos, pero no es el aparato sino las circunstancias las que trascienden. Mejorar la manera en que enseñamos, la combinación de saberes formal, sin desvincular disciplinas y desestimar los mecanismos de evaluación muy arcaicos que castigan los conocimientos tácitos, tendrán mejores resultados”.

Cristóbal Cobo enfatiza que las tecnologías no servirán sin mejorar las pedagogías, y a la vez se toma en cuenta que a los profesores no les basta con una computadora o una pizarra de Enciclomedia, sino no se acompaña de mejores salarios y capacitación. “Se ha buscado que la tecnología modifique las otras variables, pero es algo que no va a ocurrir”.

PRUEBA PISA.Entonces, la respuesta a cómo van a influir las nuevas tecnologías no está intrínsecamente en ella, sino de manera paralela donde el aprendizaje invisible puede ser más “evidente”. La prueba PISA de la OCDE, indica el investigador, podría dar algunas pistas.

“Los últimas dos pruebas PISA nos dicen que, en términos globales, las tecnologías no tienen correlación con un mayor aprendizaje. Pero hay algo interesante: sí hay una relación en la casa y capital sociocultural al que tienen acceso los jóvenes, con un mejor desempeño en pruebas”.

Esto, añade, implicará hacer nuevos análisis de lo que pasa fuera de la escuela con la computadora, donde existe un uso informal de las tecnologías no planificado, que ocurre día a día, con microcápsulas de aprendizaje cotidiano, como “googlear”, o emplear Facebook o Twitter.

“El sustrato que hay detrás de nuestra idea es que las instituciones de educación son importantes pero no lo único, que cada uno debe convertirse en agente del conocimiento, y que tampoco basta con que las personas utilicen mucho internet, sino que usen el conocimiento para actualizarse y conectarse, traducirlo. Facebook y Twitter nos ofrecen la oportunidad de esto, pero tenemos que dinamizarlos de acuerdo a las competencias de las personas”.



Más información en

www.invisiblelearning.com/es

 

El próximo lunes lea la siguiente entrevista de la serie Faro Iberoamericano. Este es un trabajo conjunto entre La Crónica de hoy y Universia.

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems