La Crónica de Hoy | Los niños son los mayores filósofos y hay que fomentarles esa actividad

Más Notas de este Especial
Los niños son los mayores filósofos y hay que fomentarles esa actividad
Brenda Contreras Paredes | Cultura | Fecha: 2008-10-12 | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 10:24:55
dedicada. La psicoterapeuta ha escrito 20 libros infantiles.Foto:Brenda Contreras
Los niños son grandes filósofos y se plantean preguntas como por qué estoy aquí, quién escogió que yo viniera, por qué soy yo. A esas interrogantes se suma una audacia que sólo se tiene en esa etapa de la vida para buscar las respuestas y debe ser alimentada con libros e imágenes, asegura la escritora Dominique Zepeda. Con 20 libros infantiles escritos y además psicoterapeuta, explica que su libro objeto Kassunguilá, recién editado por el Fondo de Cultura Económica, pretende motivar a los niños a que expresen esas ideas, que las plasmen en palabras o dibujos y no pierdan esa naturalidad. Explica que el libro es una opción de lectura que pretende brindar al niño alternativas para expresar sus emociones, así como estimularlo para crear las propias. “Una de las mayores necesidades del niño, además de jugar, es ser escuchado, poder expresar lo que siente, pero frecuentemente quienes están cerca de él tienen prisa o demasiados problemas. Cuando un niño se encuentra sí mismo mediante un libro abre la posibilidad de que sus emociones fluyan internamente”, señala. En este sentido, Kassunguilá es un libro arte objeto cuya intención es ofrecer al niño una nueva forma de expresión. “Todos podemos hacer una cajita como las que aparecen en el libro, y a través de ella expresar lo que sentimos. Para plasmar las emociones no se necesita ser pintor o ilustrador reconocido, lo podemos hacer con los objetos que están a nuestro alcance”. El texto narra la historia de un pez que vivía muy contento al amparo de una sombrilla, hasta que un día una tormenta le arrebata el orden y la serenidad de su vida, ocasionándole un orificio en el cuerpo. Para recuperarlo viaja a distintas lugares y es en un espejo en donde encuentra el pedazo que le hacía falta. La autora explica que la literatura hace pensar mejor, ofrece soluciones a problemas que se habían visto desde pocos ángulos y permite preguntarse situaciones que no se habían cuestionado. “Como canta un proverbio árabe: un libro es un jardín en el bolsillo; al abrirlo se puede encontrar un paraíso de ideas”.
Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems