La Crónica de Hoy | Qué son y para qué sirven los análisis durante el embarazo

Más Notas de este Especial
Qué son y para qué sirven los análisis durante el embarazo
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2009-06-19 | Hora de creación: 10:19:09 | Ultima modificación: 10:19:09

Durante un embarazo se producen tanto en la madre como en el hijo, la mayor cantidad de cambios que uno se pueda imaginar, en el hijo por su formación total y en la madre, por el efecto de las hormonas y cambios fisiológicos y químicos que ocurren para dar sentido a la mayor de las maravillas vistas y sentidas por el ser humano.

La llegada de un bebé siempre es motivo de gran alegría, pero también de temores y de incertidumbre.

Con el fin de identificar factores de riesgo en la madre y enfermedades que puedan afectar el desarrollo normal del bebé, los especialistas piden a sus pacientes que se realicen algunos exámenes de laboratorio, con el propósito de adelantar acciones preventivas que garanticen la salud materna y fetal.

De acuerdo con la Dra. Angélica Ma. Illescas Arana, Director Médico de Laboratorio Médico Polanco, las principales pruebas de rutina que se realizan durante la gestación se mencionan a continuación, aún cuando existen muchas que pueden complementarlas. No obstante asegura que es necesario que el médico las ordene e interprete, ya que el resultado por sí solo, no es suficiente para emitir un diagnóstico.

Por ello una vez que el médico haya elaborado el historial clínico de la paciente y practicado un examen físico, solicitará las pruebas de laboratorio rutinarias.

Éstas se realizan durante las tres etapas del embarazo:

Primer trimestre, que es el período de formación del bebé:

De la semana 1 a la 13 de gestación, los médicos tienen disponibles diferentes pruebas, por ejemplo: Biometría Hemática, Glucosa, determinación de Grupo Sanguíneo y RH, VDRL (prueba para detectar infección de transmisión sexual), Examen General de Orina, Perfil Torch (anticuerpos de tipo viral de enfermedades como: Rubeola, Citomegalovirus, Toxoplasma, Herpes), VIH (prueba para detectar SIDA) y Ultrasonido obstétrico, entre otras.

Segundo trimestre, etapa de gran desarrollo de las funciones corporales:

De la semana 14 a la 28 de gestación. Se cuenta con los mismos exámenes del primer trimestre, además de poder realizar la Química Sanguínea con los elementos que el médico requiera como Colesterol, Triglicéridos, pruebas de Funcionamiento Hepático y Renal, entre otros; así como exámenes predictores de preeclampsia.

Tercer trimestre, período de maduración y crecimiento:

De la semana 29 a la 40 de gestación. En este periodo se cuenta con todos los estudios antes mencionados más los que conforman parte de los estudios preoperatorios como la prueba de Tiempo de Sangrado y Coagulación, indispensables para el momento del parto o cesárea.

En qué consisten las pruebas:

Biometría Hemática: Valora los niveles sanguíneos de hemoglobina y otros elementos de la madre, es decir, ayuda a descartar la presencia de anemia, problemas con los glóbulos blancos, rojos y principalmente con las plaquetas (células de coagulación), indispensables para evitar problemas de tipo hemorrágicos durante el parto o cesárea.

Glucosa en sangre: Mide la cantidad de azúcar en la sangre, se ve cómo está metabolizando el organismo la glucosa y la función de los órganos involucrados en este proceso: hígado y páncreas, entre otros.

Determinación de Grupo Sanguíneo y factor RH: Esta información es básica para descartar la incompatibilidad al factor RH, es decir, el bebé puede heredar el RH de la madre o del padre; cuando hereda el RH positivo del papá y la mamá es RH negativo pueden presentarse problemas como: Ictericia (apariencia amarillenta en la parte blanca de los ojos o en la piel) o incluso muerte fetal.

VDRL: Es un estudio que se realiza específicamente para descartar la existencia de infección de transmisión sexual (sífilis).

Examen general de orina: De acuerdo con los especialistas, éste es uno de los principales exámenes que se deben realizar durante el embarazo, ya que gracias a él se pueden detectar alteraciones como: infección de vías urinarias, que conllevan a amenaza de aborto, aborto, ruptura de membranas y a trabajo de parto prematuro; diabetes gestacional y preeclampsia (enfermedad hipertensiva aguda del embarazo).

Preoperatorios: Estos estudios se realizan durante el último trimestre del embarazo con el fin de prevenir complicaciones durante el parto o cesárea, pues no debemos olvidar que en ambos casos existe sangrado.

El Dr. Salomón Cohen, Subdirector Médico de Laboratorio Médico Polanco, explica que para evitar contratiempos y temores al realizar cualquier prueba o examen de laboratorio, es necesario tomar en cuenta los siguientes puntos:

• Preguntar al médico los motivos por los que se debe practicar los análisis y en qué consisten.

• Solicitar con anticipación al médico o al laboratorio las instrucciones previas a la realización de los estudios.

• Informar al ginecólogo sobre cualquier factor anormal que se piense pueda afectar los resultados.

• No olvidar verificar que en la toma de sangre se utilicen agujas nuevas y que en su presencia coloquen en la muestra la etiqueta con sus datos correctos.

• Hacer un comparativo de precios por lo menos en tres laboratorios de prestigio.

 

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems