La Crónica de Hoy | ¿Tienes muy reseca tu nariz?

Más Notas de este Especial
¿Tienes muy reseca tu nariz?
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2010-05-05 | Hora de creación: 05:55:00 | Ultima modificación: 05:55:00

Continúa presente una ola de calor en casi todo el país, por lo tanto, las temperaturas aumentan y el cuerpo lo reciente. El aumento de calor, la poca humedad en el ambiente y la contaminación son factores que provocan resequedad en la nariz y, en algunos casos, sangrado nasal. La resequedad en la nariz, se pueden presentar tanto en niños como adultos. La diferencia de sufrirla o no depende de la hidratación que tiene el cuerpo de cada persona y lo susceptible que sea esta a estos cambios ambientales tan bruscos.

La resequedad nasal es un padecimiento muy común y originado por distintas causas. La mucosa nasal es un tejido capaz de producir moco, el cual sirve como lubricante y tiene la función de humidificar el aire que se respira. De tal manera, que las causas que originan la resequedad en la nariz pueden darse por deshidratación, la exposición a climas secos, a aires acondicionados, a la falta de humedad en el ambiente, el humo del tabaco y por la inhalación prolongada de solventes o aromatizantes. Al tener la nariz reseca durante varios días las personas, por reacción natural, se rascan la nariz en varias ocasiones logrando infectar la zona. Lo anterior se debe a las bacterias y microbios que se tienen en la mano y que se trasmiten a la nariz. Al mismo tiempo, las personas tienen dificultad para respirar de manera normal y, por lo tanto, lo tienen que hacer por la boca; de tal manera que el aire no llega ni filtrado ni caliente y sí muy sucio, lo cual causa irritación en la garganta, en la faringe o bronquios.

En la nariz de un adulto se produce alrededor de un litro de moco cada 24 horas. El moco se desplaza como una película en las paredes de la nariz, así que las alteraciones en su hidratación (por el medio ambiente, no beber líquidos o disminución del flujo por obstrucción) cambian la sensación de humedad en la nariz, convirtiéndola en una nariz reseca. El mismo moco, pero más deshidratado o espeso, hace que las personas se tengan que limpiar e hidratar la nariz de manera constante.

El Doctor Miguel D´Urzo, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía, de Cabeza y Cuello, A.C. (FESORMEX), comenta al respecto: “La resequedad nasal es consecuencia directa del medio ambiente y/o de los hábitos alimentarios de la persona, es decir, a menor ingesta de líquidos más resequedad en el cuerpo. Es necesario que el ser humano ingiera un promedio de 2 litros de agua al día para compensar las pérdidas insensibles de la vida diaria. Obviamente, a más ejercicio físico más agua. En caso extremo, para volver a hidratar la nariz, es necesario aplicar pomadas lubricantes nasales”.

El tratamiento ideal para evitar la resequedad de la nariz es corregir la causa e ingerir abundantes líquidos durante todo el día; principalmente bebiendo agua. Lo mejor es que la nariz produzca su propia hidratación y se evite el uso de lubricantes o medicamentos tópicos. Cuando esto no sucede, es necesaria la utilización de sustancias salinas que lubriquen la nariz. Estas sustancias no provocan intoxicación ni adicción porque no son medicamentos, es un suero salino, sustitutivo de la humedad natural, que se puede adquirir sin receta médica. No se debe olvidar, que cualquier medicamento, utilizado en exceso, causa daño.

La Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, A.C., hace un llamado a la población mexicana a tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier malestar en la nariz: congestión nasal, resequedad, sangrado e infecciones; más aún en esta época de calor extremo. Ingerir abundantes líquidos (de preferencia agua simple) y darse baños de vapor, son algunas opciones para disminuir la resequedad de la nariz. Así mismo, sin olvidar que se deben evitar en todo momento, exponerse a cambios bruscos de temperatura, es decir, salida o entrada de calor a frío o viceversa. Por otro lado, la Federación señala que si persiste la resequedad o las molestias en la nariz, es necesario acudir al especialista en otorrinolaringología, quien detecta el problema y el tratamiento adecuado. Dicha institución recomienda no automedicarse, ya que esto puede complicar mucho más el problema.

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems