La Crónica de Hoy | El Reflujo, ¿afecta la garganta?

Más Notas de este Especial
El Reflujo, ¿afecta la garganta?
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2010-07-29 | Hora de creación: 00:18:35 | Ultima modificación: 00:18:36

La acidez estomacal, comúnmente llamada reflujo gástrico, es uno de los padecimientos más frecuentes en la actualidad. El 10% de las personas adultas la padecen a diario y 30% tienen síntomas de acidez estomacal por lo menos una vez al mes. El problema no radica en el estómago, sino el daño que éste puede originar en otras partes del cuerpo, principalmente en el transcurso ascendente que lleva por el esófago, faringe, laringe, garganta, nariz, oídos.

El estrés, cigarrillos, cafeína, alcohol, una mala alimentación, el consumo de irritantes y grasas, los medicamentos y otras afecciones, pueden provocar una acidez estomacal incontrolable. Todos estos factores provocan agruras, regurgitación del contenido gástrico, ardor o sensación de quemadura en faringe y garganta, inflamación de garganta, flemas constantes, tos crónica, ronquera, cambio de voz, ahogo, falta de aire, reacciones aparentemente alérgicas, infecciones frecuentes, bronquitis o neumonía, dolor de oídos y dolores de cabeza.

El reflujo puede producirse de dos maneras: gastroesofágico y laringofaringeo. El gastroesofágico sucede cuando el reflujo estomacal pasa a través del esfínter inferior hacia el esófago. Y el reflujo laringofaringeo se presenta cuando el contenido del estómago (alimentos o ácido) se devuelve hacia la garganta o hacia la laringe. Las estructuras respiratorias (faringe, laringe y pulmones) son muy sensibles a este tipo de acidez; por lo tanto, las pequeñas cantidades de reflujo hacia estas áreas pueden causar lesiones importantes.

El reflujo se presenta en hombres mujeres y niños, a cualquier hora del día o de la noche y no necesariamente después de haber ingerido alimento. Las consecuencias que deja el reflujo en adultos y en niños son distintas. En los adultos el reflujo origina inflamación e irritación en la garganta, como alteraciones en la voz y tos crónica; así como el sabor amargo en la misma. En cambio, en los niños este tipo el reflujo causa problemas respiratorios como tos, asma, problemas durante el sueño, apneas.

El doctor Miguel D´Urzo, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, A.C., comenta al respecto: “Es común que el paciente que consulta a un otorrinolaringólogo a causa de alteraciones en la voz o tos crónica, puede ser una manifestación atípica causada por el reflujo. Casi el 78% de los enfermos con dolor crónico en la faringe, que persiste por más de 6 semanas, tiene ERGE; es decir, tiene ya lesiones en la mucosa que cubre el esófago y garganta”.

Cerca del 60% de los pacientes con reflujo sé automedica y no solicita ayuda profesional. El doctor D´Urzo, opina: “Existe la creencia popular de que los síntomas de reflujo pueden controlarse solamente con algunos cambios en el estilo de vida, como interrumpir el hábito de fumar, la pérdida de peso, la disminución de alimentos grasos, alcohol y café así como por cambios en la posición para dormir. La eficacia de estas medidas no ha sido comprobada en estudios controlados. Los cambios de hábitos más el tratamiento farmacológico es la combinación perfecta para diminuir el malestar que origina el reflujo”.

El tratamiento a seguir para disminuir o desaparecer el reflujo, se basa en un examen médico completo; el cual se lleva a cabo por medio de una endoscopia, biopsia, rayos X, etc. Es importante señalar que algunos de estos exámenes se realizan por parte del Otorrinolaringólogo y otros especialistas como Gastroenterólogos. Los medicamentos que se sugieren para este tipo de tratamientos son los antiácidos y otros como los antagonistas de la Bomba de Protones.

La mejor alternativa ante el reflujo, es acudir al medico. Entre más pronto se trate, más rápido será el alivio.

 

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems