La Crónica de Hoy | Meningitis: poco conocimiento, graves consecuencias

Más Notas de este Especial
Meningitis: poco conocimiento, graves consecuencias
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2009-01-23 | Hora de creación: 00:57:20 | Ultima modificación: 06:47:44

Una de las enfermedades más peligrosas que pueden afectar sobre todo a menores de 5 años de edad y en época de frío, es la meningitis, padecimiento principalmente infantil, que poca gente conoce y de graves consecuencias.

La meningitis es una enfermedad que afecta las meninges del cerebro. Es de carácter endémico-epidémico, es decir, hay casos que se presenta esta enfermedad durante todo el año, pero en algunas épocas el número aumenta considerablemente y se puede hablar de epidemia.

Las estructuras del sistema nervioso, cerebro y médula espinal están recubiertas por unas membranas fibrosas que se denominan meninges. Estas membranas, además de contribuir al metabolismo del sistema nervioso, cumplen la función de proteger al mismo sistema, por lo tanto, actúan como auténticas barreras para algunas sustancias tóxicas y para los gérmenes. Cuando estas barreras se ven superadas por algún virus o microorganismo se producen las meningitis, término que engloba todas las enfermedades inflamatorias de las meninges.

El mayor número de casos de meningitis se centra durante el invierno, ya que las personas conviven más tiempo en recintos cerrados, lo cual facilita el contagio y existen estudios que apuntan a que los episodios de la enfermedad aumentan tras los picos de incidencia de procesos gripales. Se podría decir que la meningitis y la gripe siguen un patrón estacional similar y en estos últimos años se ha establecido un paralelismo entre ellos.

Afortunadamente en México, la incidencia de personas con meningitis ha descendido notablemente gracias a las medidas de prevención que existen, siendo la principal las campañas de vacunación; sin embargo esto no ha sido suficiente, ya que entre el 2007 y lo que va de este año, 1500 niños menores de 5 años de edad han muerto a causa de la terrible enfermedad.

La meningitis es más frecuente en niños pequeños. El 70% de los casos de meningitis tratados en un consultorio médico, pertenecen a niños por debajo de los 5 años de edad. También corren el riesgo de padecer la enfermedad, las personas por encima de 60 años y todas aquellas personas con enfermedades crónicas como: VIH, algún tipo cáncer, etc.

El doctor Miguel D´Urzo, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología, Cirugía Cabeza y Cuello A.C., explica que existen dos tipos de meningitis: “según el agente causante la meningitis puede ser una bacteria o un virus. La meningitis bacteriana se puede definir como un proceso inflamatorio producido por una infección causada por una bacteria que afecta a las meninges y al líquido cefalorraquídeo. Este tipo de meningitis es menos frecuente, pero suele tener consecuencias más serias en la salud, pues una de cada 10 personas fallece y uno de cada siete supervivientes queda con una incapacidad severa causada por lesión cerebral. En cambio, la meningitis viral o aséptica es producida por un virus que aparece de manera brusca y repentina. El 80% de casos de meningitis son causados por un virus; por tanto, este tipo de meningitis es más frecuente y es considerada benigna, lo que significa que no siempre es grave el diagnóstico”.

Las bacterias y los virus no son los únicos causantes de la meningitis, también existen otras afecciones como la bacteria de la tuberculosis, hongos, parásitos, intoxicaciones, etc. Así como factores externos de riesgo, que pueden ser causa de meningitis:

• Personas en contacto cercano y prolongado con pacientes con VIH o meningitis bacteriana.

• Personas con un sistema inmunológico debilitado debido a Infección por VIH u otras afecciones.

• Personas que padezcan de alcoholismo o que fumen.

• Algunos tipos de meningitis bacteriana se contagian a través del contacto directo con las secreciones de la boca o garganta de una persona infectada (por ejemplo, al besar). Es importante aclarar que la meningitis no se contagia a través del contacto casual.

Los síntomas y signos que se presentan durante una meningitis son: fiebre, dolor de cabeza, vómitos, convulsiones, incapacidad para tolerar la luz, rigidez de nuca, apatía, somnolencia, confusión (por mencionar algunos).

El tratamiento, depende de la oportunidad con que el paciente sea tratado y de la correcta identificación del tipo de meningitis que se padece, ya sea por virus o bacteria.

Con respecto al tratamiento que se debe seguir ante el padecimiento de una meningitis causada por algún virus, este no existe de forma específica ya que se basa en la administración de medicamentos que disminuyan los síntomas de dolor de cabeza, la fiebre y vómito.

En la meningitis bacteriana, el tratamiento se lleva a cabo con antibióticos potentes por vía intravenosa durante varios días. El antibiótico usado para contrarrestar la enfermedad, depende del tipo de bacteria que se sospeche.

El conocimiento de una enfermedad latente con la posibilidad de padecer altos riesgos como la meningitis, se tiene el deber de prevenirla. Una de las opciones que permite hacerlo, es la vacunación, pues con ella han conseguido disminuir el contagio y la erradicación de epidemias de dicha enfermedad. Aunque definitivamente, la mejor opción es la asistencia médica inmediata.

 

 

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems