La Crónica de Hoy | Destituye el Congreso al presidente de Paraguay

Más Notas de este Especial
Destituye el Congreso al presidente de Paraguay
Agencias en Asunción | Mundo | Fecha: 2012-06-23 | Hora de creación: 03:51:59 | Ultima modificación: 13:58:10
Luego de la destitución del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, cientos de manifestantes se enfrentaron con la policía montada que lanzó gases lacrimógenos en los alrededores del Congreso paraguayo. Foto: EFE

El “juicio político” efectuado ayer en el Senado para destituir al presidente de Paraguay, Fernando Lugo, acusado por su pasiva actuación en la muerte de 17 personas, seis de ellos policías y 11campesinos la semana pasada durante el desalojo de un predio, así como por “insolvencia moral, ineptitud y falta de decoro” que enmarcan su mal desempeño para gobernar, se concluyó en tiempo récord, con cinco horas de debate, cesarlo de sus funciones.

El “juicio político” contra Lugo comenzó ayer al mediodía entre gritos de sus abogadores defensores que reclamaron las arbitrariedades cometidas al no otorgarle al ahora ex gobernante más días para preparar sus argumentos, lo que se sumó a los reclamos en las calles sobre una eventual destitución del mandatario.

Luego de horas de reunión, los legisladores admitieron las acusaciones de la cámara de diputados contra el jefe de Estado por el voto de 39 contra 4 en contra y con dos legisladores ausentes, de los 45 senadores que integran la Cámara Alta. Posteriormente se prepararon los alegatos finales que ventilarían el veredicto final.

ACUSACIÓN. Entre las acusaciones contra el destituido presidente se encuentran los señalamientos de responsabilidad de Lugo en la tolerancia y asistencia a invasores ilegales de tierra, la no captura de integrantes de un grupo guerrillero que opera en la selva y la muerte de seis policías y 11 campesinos durante el desalojo en una reserva forestal hace una semana y que fue el detonante de este “juicio político.

El “juicio político” es una medida prevista en el artículo 225 de la Constitución de Paraguay para casos de mal desempeño y delitos comunes de parte del presidente de la República.

Lugo, que dejó en manos de sus abogados las diligencias del caso, siguió su proceso a través de la televisión, mientras aguardaba el fallo en el Palacio de Gobierno.

CAMBIOS. Una vez emitido el fallo de culpabilidad por parte del Senado, el presidente Lugo fue inmediatamente apartado del cargo, y en una ceremonia asumió de forma interina el vicepresidente, el liberal Federico Franco, quien gobernará hasta el 15 de agosto del 2013, tiempo en el que deberá convocar a elecciones generales adelantadas previstas para abril del próximo año.

ENFRENTAMIENTOS. Mientras esto ocurría, al menos 10 personas resultaron afectadas al ser alcanzadas por gases lacrimógenos, luego de enfrentarse con las fuerzas del orden que trataron de controlar los desmanes a las afueras del Senado tras conocerse la destitución del mandatario, indicaron medios locales.

De acuerdo con el periódico local ABC. Los disturbios se concentraron afuera del Parlamento, en Asunción, donde la policía actuó con carros lanza agua para detener a los manifestantes que se abalanzaron contra las vallas metálicas, instaladas para cercar el recinto.

Los choques no derivaron en acciones muy violentas, por lo que ya entrada la noche se diluyeron algunos grupos que mostraron mayor resistencia con sus protestas.

Federico Franco entra en relevo

El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, juró ayer como nuevo mandatario del país, en sustitución de Fernando Lugo, quien fue destituido por el Senado en un “juicio político” por mal desempeño de sus funciones.

El presidente del Congreso de Paraguay, Jorge Oviedo Matto, tomó juramento a Franco y le impuso la banda presidencial, además de entregarle el bastón de mando de la Nación en un acto realizado en la sede del Poder Legislativo.

En su discurso de posesión, Franco recalcó que el país vive “momentos difíciles”, que hará observar la Constitución y las leyes y que entregará la banda presidencial el 15 de agosto de 2013 al ganador de las elecciones del próximo año.

“No tengo odio ni rencores”, subrayó el nuevo mandatario, quien prometió el regreso del estado de derecho en una transición que se realizará en el marco de un mecanismo constitucional y sin que estén en riesgo los principios democráticos.

Aseguró que también respetará el estado social, las instituciones democráticas, las libertades públicas y los derechos humanos, tras lo cual apuntó que “vamos a continuar todo lo que se haya hecho bien en este periodo”, en alusión al gobierno de Lugo.

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems