Colofón político después de los terremotos

2017-10-01 03:04:23

En medio  de la destrucción y del gran dolor que los pasados terremotos dejaron en muchas familias y en todos los mexicanos, el otrora partió oficial dio la nota ofreciendo donar recursos provenientes del financiamiento público, para la necesaria reconstrucción de las numerosas viviendas destruidas, pero no fue sólo la “generosa oferta” de sus ahorros o de futuras acciones de “apretarse el cinturón”, el donativo fue el pretexto para proponer una reforma, que prácticamente anularía los avances democráticos que permitieron romper la hegemonía priista de más de siete décadas.

Propusieron eliminar el financiamiento público a los partidos y desaparecer la figura de legisladores plurinominales. Con estas reformas consideran que su partido volvería a tener la mayoría  en el Poder Legislativo y el control del Ejecutivo. Por recursos no tendrían que preocuparse, pues a pesar de las leyes actuales, han dispuesto y podrían seguir disponiendo, del financiamiento privado y de otras fuentes, no tan claras.

Los legisladores Plurinominales han permitido a los partidos pequeños, tener representación en las Cámaras y el financiamiento público  propicia la transparencia y la presencia de candidaturas Independientes.

Es evidente que nuestro sistema electoral requiere reformas, especialmente para corregir algunas normas posteriores, como la forma de calcular el financiamiento público, el cual es excesivo y deberá reducirse. También se requiere bajar el número de plurinominales a la mitad que fue  la cantidad propuesta por la norma original. Todo esto, además de los ahorros, que ciertamente hay que hacer, daría mayor fortaleza a los partidos y a la democracia. Las campañas de los candidatos a Legisladores tendrían que dirigirse más a la ciudadanía y no a las gestiones o “grillas” internas para ser pluris.

Además de la  reducción  de los legisladores plurinominales, la Cámara de Diputados requiere de una seria revisión para eliminar prácticas que se han institucionalizado y que además de desvirtuar sus fines esenciales, generan enormes gastos que podrían eliminarse. Una de ellas es la creación de las numerosas Comisiones, que en cada período se aumentan, para dar espacios de privilegio a algunos legisladores. En esas Comisiones se  gasta en oficinas, vehículos, empleados, presupuesto para eventos, viajes, etc. Originalmente el nombre y número de Comisiones correspondía con las Secretarías de Estado. Cuando surgían asuntos especiales o de coyuntura, se podían formar Sub Comisiones, dentro de la Comisión correspondiente, pero sin presupuesto, ni local ni personal propio. Eliminar las Comisiones extras, representarían un cuantioso ahorro.

Y qué decir de las compensaciones, seguros, moches, bonos, etc. que obtienen los legisladores además de sus sueldos, que no son reducidos. Todos esos rubros y otros más, podrían disminuir considerablemente el presupuesto de la Cámara.

Hay otro apartado que parece  haberse olvidado. Cuando se anunció la transformación del IFE en INE se proponía eliminar a los Institutos Estatales Electorales permanentes, el INE asumiría sus funciones al organizar todas las elecciones de la nación. Las resistencias por el despido del personal y por otros intereses particulares locales impidieron el propósito inicial y se acordó  su permanencia con funciones acotadas; se dijo que trabajarían para dar formación ciudadana. Parece  que a  nadie se le ha ocurrido analizar a cuánto asciende el presupuesto que consumen estas instancias, cuánto es lo que se le está cargando por estos conceptos al sistema electoral  y cuáles han sido los beneficios de tales erogaciones. Esta revisión sí sería oportuno hacerlo ahora y tal vez nos llevemos sorpresas.

Para las reformas electorales, y que ciertamente hacen falta, no parece ser éste el  momento oportuno, pero no hay que perderlas de vista para realizarlas pronto, no al impulso de propósitos “oportunistas” y menos con fines de un retroceso democrático.

Doctora en Ciencias Políticas

melenavicencio@hotmail.com

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS