La SCT autorizó helipuerto en edificio clausurado dos veces

2017-10-03 23:27:17

Los edificios colindantes sufrieron daños tras el sismo del 19 de septiembre.

La delegación Cuauhtémoc culpó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de permitir la operación de un helipuerto irregular en el edificio de Nuevo León 238, esto a pesar de que había sido clausurado en dos ocasiones por las autoridades de la demarcación y del Gobierno de la Ciudad de México.

En entrevista con Crónica, la directora de Jurídico y Gobierno de la delegación Cuauhtémoc, Zuleyma Huidobro, informó que ese edificio, ubicado en la colonia Hipódromo Condesa, fue clausurado en enero de este año y que luego, seis meses después (en julio), el Instituto de Verificación Administrativa colocó sellos de clausura; incluso comentó que en un trabajo conjunto en que participaron la Secretaría de Gobierno, de Seguridad Pública, la Procuraduría Ambiental y del Reordenamiento Territorial, así como la Procuraduría de Justicia capitalina, el edificio quedó en resguardo.

No obstante, la SCT determinó que —según consta en un oficio en poder de Crónica— “una vez realizado el análisis técnico de proyecto, la dirección de Aeropuertos no tiene inconveniente alguno en que se lleven a cabo los trabajos señalados acorde al proyecto”.

Después del sismo de hace 15 días el edificio fue declarado inhabitable por el Director Responsable de Obras que realizó la revisión.

Asimismo el especialista consideró que el helipuerto representa un riesgo para edificios colindantes, lo anterior fue confirmado por la directora de Protección Civil de la delegación Cuauhtémoc, Cinthia Murrieta.

IRREGULARIDADES. Zuleyma Huidobro aseguró que la clausura del edificio a principios de año fue por no contar con los permisos de construcción y seguridad para su operación.

Recordó que en julio pasado el Invea quitó los primeros sellos de clausura bajo el argumento de que el edificio de ocho pisos, más el helipuerto, tenía que recibir mantenimiento; sin embargo, un mes más tarde colocó otra vez los sellos de clausura.

Hay que mencionar que durante el mes que el edificio se encontraba en mantenimiento, la constructora aprovechó para avanzar en la construcción de la pista de aterrizaje y despegue de las aeronaves. La cual estuvo prácticamente concluida.

La directora Huidobro comentó que tienen conocimiento de que el dueño de la edificación interpuso un juicio de nulidad contra la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda; sin embargo, admitió la funcionaria, desconoce cuál fue el resultado y los procedimientos a los que recurrió el gobierno capitalino en este caso.

Y aclaró que la única competencia de la delegación Cuauhtémoc es verificar que se tengan los permisos correspondientes; en tanto que el gobierno local, dijo, debió verificar que se cumpliera con el uso de suelo el cual fue violado debido a la altura del edificio.

AVAL. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes determinó que una vez realizado el análisis técnico de proyecto (parcticado en julio 2016), no había inconveniente en realizar los trabajos señalados acorde al proyecto.

En el documento de resolución se puede leer que con fundamento en los artículos 1, 14, 16, 18, 26 y 36 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y con base en el Reglamento de la Ley de Aeropuertos la Dirección General de Aeronáutica Civil “está en la posibilidad de otorgar el permiso de operación correspondiente”, solo bastaba que el propietario cumpliera con la entrega de documentación.

Actualmente el edificio está deshabitado, puesto que resultó con graves daños estructurales por el sismo del 19-S.

Protección Civil de la demarcación consideró que el helipuerto representa un riesgo para los edificios colindantes —marcados con los números 230 y 240, ambos de departamentos—.

La directora de Protección Civil de la Cuauhtémoc, Cinthia Murrieta, explicó que aunque fueron retirados los tanques de gas y tinacos de agua para quitar exceso de peso, la azotea del edificio está a punto de colapsar debido a que durante el sismo el edificio chocó con el inmueble que está a su izquierda provocando daños serios a la construcción con el número exterior 238.

La empresa Helipuertos de Puebla SA de CV es la propietaria y responsable de la pista de aterrizaje y despegue.

Ésta se constituyó en octubre de 2013 y tiene como administradores a Julián Ventosa Aguilera y Julián Ventosa Tanus.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS