Aceleran hundimiento de pistas del NAICM; no esperarán 10 años

2017-11-21 23:14:43

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es una obra monumental y también un reto tecnológico impresionante. El terreno sobre el que podrán aterrizar o despegar tres aeronaves simultáneamente alojó alguna vez el Lago de Texcoco y tiende a hundirse al perder agua paulatinamente. Es un proceso natural que la ingeniería (incluso la más avanzada) no puede detener, de allí que los responsables de la construcción hayan optado por lo contrario, van a provocar su aceleración. En los próximos ocho meses, el terreno será inducido a hundirse los 2 metros que de manera natural hubiese tardado una década.

La tecnología permitirá, además, que los hundimientos que se presenten posteriormente se generen de manera uniforme, sin desniveles que impidan el uso correcto de las pistas.

Tres de seis pistas de aterrizaje con las que contará el nuevo aeropuerto están actualmente en proceso de construcción. Deberán entrar en operación hacia el año 2020 y para concluirlas, la principal tarea que enfrentan los ingenieros a cargo es filtrar el agua de este terreno que alojó un lago. Sólo entonces podrán comenzar a cimentar las pistas.

La tecnología hace posible construir la nueva terminal internacional en un suelo como este, el de Texcoco, pero son indispensables trabajos que evitarán que el asfalto de las pistas se fracture.

La experiencia del Aeropuerto Internacional Benito Juárez ha sido tomada en cuenta, las dos pistas de la actual central aeroportuaria, además de que no están suficientemente separadas para permitir su operación simultánea, no fueron cimentadas. El resultado es que sólo una es utilizada en lo que se le da mantenimiento a la otra.

El hundimiento del terreno, algo bien conocido por los habitantes del oriente de la zona metropolitana capitalina, es otro factor a considerar. Los ingenieros a cargo de la construcción no tratarán de evitarlo, sino que lo acelerarán. Antes de que quede terminado el aeropuerto se provocará artificialmente el hundimiento que de manera natural hubiera tardado 10 años, con lo que el mantenimiento de las pistas se facilitará.

El agua existente en el área será drenada, colocando mangueras para ese fin (drenes) a más de diez metros de profundidad; al momento de colocar el tezontle en la base de las pistas, el agua saldrá por los drenes y será llevada a canales artificiales que la guiarán, ya filtrada de residuos mayores, hacia su uso y reciclaje final.

El tezontle y los drenes trabajarán de manera simultánea. Esta roca es porosa y ligera, funciona como una esponja que absorbe.

Noe Gerardo de la Peña, ingeniero en campo a cargo de la Pista Número Dos, explicó que lo que se hace en las tres pistas que se trabajan actualmente es colocar una base de dos metros de tezontle para realizar el drenaje de agua y posteriormente se colocará el basalto. “Un material ya no poroso como el tezontle con la que se crea el peso necesario para hundir el suelo y compactarlo lo más que se pueda”, detalló.

De acuerdo con el ingeniero a cargo, con el gran peso del basalto se logrará acelerar el hundimiento natural del suelo. Un proceso de diez años reducido a ocho meses y con control humano.

“Vamos a esperar ocho meses para que se hunda el suelo y ya después construir la pista de cinco kilómetros. Con eso ya no se necesitará mantenimiento en, al menos, cuatro años”, comenta. 

Los especialistas en aeronáutica recomiendan que en las pistas de despegue haya siete u ocho capas de espesor de asfalto para evitar fracturas. Eso es lo que se hará en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“También es mejor que haya un kilómetro y medio de distancia entre pista y pista, con lo que en el país se verá (por vez primera) tres despegues simultáneos en una misma terminal aérea”, explican los especialistas que guían a Crónica por el terreno de la obra.

En lugar de lo que hoy se tiene en el Aeropuerto Benito Juárez, una pista abierta y la otra en mantenimiento, serán utilizadas tres a la vez en lo que las otras tres reciben mantenimiento.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS