Morenistas riņen con granaderos en Xochimilco

2017-12-06 22:48:36

Un grupo de simpatizantes de Morena bloqueó ayer en Xochimilco la gasera que abastece de combustible a las nuevas unidades del Corredor Tlalpan-Izazaga, alegando irregularidades en los permisos de uso de suelo.

Después, retuvo a personal del Instituto de Verificación, que, después de una inspección, determinó que la empresa operaba con legalidad, por lo que granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública tuvieron que rescatarlos, luego de registrarse una trifulca.

El saldo del zafarrancho fue de cinco personas detenidas.

El Invea informó que denunciará ante la Procuraduría capitalina a estas personas por privación ilegal de la libertad.

Todo comenzó ayer a las 07:00 cuando 10 morenistas, quienes usaban camisetas y chalecos con el nombre de Morena, se apostaron frente a la gasera con razón social Naturale, que apenas comenzó operaciones.

Los quejosos no dejaban entrar ni salir a nadie del establecimiento; incluso colocaron casas de campaña para impedir el acceso a todo vehículo que se acercara al portón de rejas.       

“¡Clausuren la gasera!, queremos acciones y no corrupciones”, gritaban enfurecidos los manifestantes.

Hay que recordar que los morenistas ya habían comenzado sus protestas días anteriores, por lo que los directivos de la empresa  ordenaron colocar tapiales alrededor de la gasera, pues los inconformes se la pasaban hostigando a los trabajadores.

“Quieren meterse con los de Xochimilco y no lo lograrán, no nos conocen y no saben cómo somos”, decían ayer las mujeres de forma burlona.

Cerca de las 14:00 horas funcionarios del Invea arribaron al lugar, ubicado en Prolongación División del Norte 550, y realizaron una inspección; dos horas después salieron y mostraron a los quejosos los documentos en donde se aceptó la construcción de la abastecedora de gas, además de confirmar que no se viola el uso de suelo.

Y por tal motivo se negaron a colocar los sellos de clausura, como exigían los morenistas.

“¡Pongan los sellos!, son unos vendidos y corruptos, ustedes serán los responsables de cuando una tragedia pase aquí”, gritaban los manifestantes mientras grababan todo lo que sucedía.

Incluso advirtieron al personal del Invea que si se retiraba del lugar comenzarían a incendiar todo lo que los rodeaba.

Fue en ese momento cuando comenzaron los empujones y jaloneos entre los supuestos vecinos del barrio de San Marco y personal de la dependencia.

Pasaron 15 minutos de alegatos cuando 20 granaderos y tres patrullas de la policía arribaron con la intención de calmar a los protestantes.

“Pinches puercos, ustedes no nos van a detener”, gritaban las mujeres, mientras colocaban casas de campaña alrededor de las camionetas del Invea.

Cuando los encargados de verificación lograron zafarse de los protestantes, estos últimos hicieron una barricada con sus casas de campaña para impedir que las camionetas de los funcionarios se retiraran.

Y, al intentar moverlas del sitio, fue cuando comenzó la trifulca…

El grupo de granaderos tuvo que intervenir para que las mujeres y hombres enfurecidos no siguieran golpeando a los servidores públicos. Detuvieron a los cinco hombres que incitaron a sus compañeros a amedrentar, insultar y agredir a las autoridades.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS