La Red Mexicana de FisiologĂ­a Vegetal

2017-12-20 00:18:03

Alfonso Larqué Saavedra

El pasado 7 de diciembre del presente año, con el apoyo de la Academia Mexicana de Ciencias, académicos de diferentes instituciones acordaron crear la Red Mexicana de Fisiología Vegetal. Su establecimiento ocurre 30 años después de publicada en la revista Ciencia, de la citada Academia, la Historia de esta disciplina en México.

La Fisiología Vegetal es la disciplina  científica que describe los  procesos y ajustes que dentro de las plantas tienen lugar. Procesos tales como la floración, la fotosíntesis, la respiración, crecimiento, germinación, fotoperiodismo, el llenado de grano de maíz o del trigo, la generación de aromas de especies ornamentales, el tamaño del fruto y su maduración, entre muchos otros, son parte de tales procesos que son descritos y cuantificados por los expertos que tienen la formación en esta área del conocimiento. Del buen funcionamiento de estos procesos  depende la  continuidad de este reino sobre el planeta.

La creación de la Red no deja de ser un hito importante en la historia de la Ciencia en México, porque las plantas son uno de los sensores biológicos que más recienten los efectos de modificaciones del hábitat sean o no causadas por las actividades humanas, tales como el clima, la fertilidad de los suelos, la contaminación o alteraciones biológicas o físicas mayores, que están afectando los ecosistemas del mundo, en mayor o menor grado. Es también importante en el sector económico porque para que SAGARPA reporte los beneficios del sector es parte fundamental tener un  conocimiento de la fisiología vegetal de las plantas cultivadas desarrolladas en cualquiera de los sistemas de producción. En los sistemas intensivos como invernaderos o a campo abierto es crítico el saber los procesos básicos de la nutrición vegetal para saber con qué y cuándo fertilizar, por ejemplo.  De manera semejante resalta lo importante que es conocer la fisiología  postcosecha de frutas y legumbres para que la exportación sea exitosa o para el almacenaje de las semillas de cereales o la acumulación de azucares en los agaves para la producción de tequila, pulque o mezcal.

Conviene resaltar que la historia de esta disciplina señala que personajes como Francis Bacon, filósofo  conocido por haber establecido el Método Científico, fue fisiólogo vegetal en sus primeras etapas de su carrera científica o Charles Darwin, ampliamente conocido por la Teoría de la Evolución, publicó varios libros sobre fisiología vegetal entre los que destacan “The power of movement of plants”, “The Effects of Cross and Self Fertilisation in the Vegetable Kingdom”, The Different Forms of Flowers on Plants of the Same Species” y “The  Movement and Habits of Climbing Plants”.  En México personajes como Melchor Ocampo y Miguel Bustamante fueron impulsores de la fisiología vegetal en nuestro país en el siglo XIX. En la actualidad, dada la importancia de esta disciplina, se imparte como curso obligatorio en las carreras de Biología y en las diferentes opciones profesionales dentro de las Agrociencias y en otras carreras afines y existe, un postgrado con reconocimiento internacional por el CONACYT, que ha formado recursos humanos a nivel de maestría y doctorado con esta especialidad.

El establecimiento de la citada Red, es importante porque permitirá seguramente, hacer un frente común para que, utilizando las novedosas tecnologías que se han desarrollado para el estudio de los procesos dentro de las plantas se pueda establecer por ejemplo un listado de las alteraciones fisiológicas más frecuentes causadas por el cambio climático en las diferentes razas de maíz en caso de las plantas cultivadas o bien en especies  forestales como los pinos o los encinos en el altiplano mexicano o de especies de la selva alta del trópico mexicano o en las algas marinas o de agua dulce. Lo que es un hecho por demás reconocido es su importancia en la modulación del cambio climático dado que son las plantas que, vía el proceso de fotosíntesis, fijan el bióxido de carbono, gas causante en gran medida del efecto invernadero. 

La fisiología vegetal como área del conocimiento,  forma  parte del rompecabezas en numerosos estudios de perfil ecológico y ha continuado haciendo propuestas que muchas veces abordan otras especialidades como la bioquímica, biología molecular o la biotecnología, que utilizando otras tecnologías  permiten llegar a explicaciones a nivel metabólico o a amplificar efectos deseables, como la productividad de las plantas cultivadas, sobre todo por su importancia en la alimentación.

En la actualidad es un tema de política ambiental y de la mayor relevancia el revisar el cambio climático y en el caso de las plantas, ya es urgente que los académicos expertos en fisiología vegetal señalen, por ejemplo, qué está sucediendo en torno a alteraciones en la expresión de la floración de las diferentes especies de plantas. Existen comentarios de que el cambio climático adelanta o retrasa  la floración de  las plantas del vecindario familiar en muchas ciudades ubicadas en las diferentes zonas climáticas de México. La contaminación ambiental y la inversión térmica de la Ciudad de México seguramente afectan los procesos fisiológicos claves para la sobrevivencia de las plantas de camellones y parques de la ciudad y que no han sido descritos.  Seguramente afecta la longevidad y acelera la caída de las flores y esta sea una razón del por qué se observan resiembras frecuentes sobre todo de plantas ornamentales.  Habría que estudiar el impacto que tiene la alta contaminación en la longevidad, floración, etc., de los árboles del Bosque de Chapultepec, para alertar y se tomen previsiones si fuera el caso.  El famoso árbol de la noche triste que murió seguramente por alteraciones serias en su fisiología, pudo haberse propagado utilizando tecnologías modernas como el cultivo de tejidos u otras técnicas de propagación descritas por la fisiología vegetal, para que se clonara y las nuevas plántulas se sembraran en los parques centrales de cada uno de los estados de nuestra nación. 

Los fisiólogos vegetales en México, entre otras acciones, están participando en áreas de urgente atención como la bioremediacion que se aboca a utilizar plantas que pueden sobrevivir en suelos en los que se han producido derrames petroleros y están empezando a describir las alteraciones fisiológicas que causan nuevas plagas o enfermedades que están diezmando las plantaciones de papa o los cítricos, proporcionando información básica para los fitomejoradores.

Enhorabuena por la integración de esta Red de esta disciplina científica tan importante y habrá que tenerle presente por sus aportes en ciencia básica y los desarrollos tecnológicos y de innovación que puedan traducirse en beneficio social.

Coordinador de Agrociencias Academia Mexicana de Ciencias.

Investigador Centro de Investigación Científica de Yucatán.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS