#FuerzaMéxico resiste

2017-12-25 22:31:56

Esta semana fui invitado por el presidente de la colonia Prado Coapa segunda sección, Alfonso Torres, en el contexto de que se cumplieron tres meses tras el sismo del 19 de Septiembre y su colonia, así como todas las aledañas como la colonia nueva oriental Coapa (donde se derrumbó el colegio Rébsamen), fueron de las más golpeadas por el sismo. 

Previo a dicho encuentro había detectado que muchos capitalinos se encontraban con una “energía contenida” de solidaridad, generosidad y amor, que por distintos motivos no pudieron sacarla ya que cuando quisieron ir a ayudar minutos después del sismo ya habían suficientes manos removiendo los escombros o al acudir a los centros de acopio había demasiada gente y los militares pedían que se retiraran o simplemente no se encontraban en la ciudad. Pero esa energía se encontraba allí lista para ofrendarse, por lo que convoque a un rally en esa zona para realizar nuestra tarea humana solidaria a través de retos que sirvieran de apoyo comunitario, no tiene que temblar para tendernos la mano los unos a los otros, no tenemos que estar bajo los escombros para que la ciudadanía nos organicemos. 

Y es así que los distintos equipos del Rally nos organizamos en diversas actividades: unos pintaban el módulo de vigilancia abandonado por las autoridades, otros fueron al rescate de un perro callejero; ¿cuantas perritas como Frida no hay allí afuera que requieren ser rescatadas?, otros daban terapias, barrían, buscaban víveres para las personas que están haciendo sus rondas comunitarias para evitar los asaltos en los edificios a punto de colapsar. En lo particular acompañe a la señora Georgina Godinez, quien vive en el edificio que colinda con el colegio Rébsamen y que durante tres meses, a pesar de que el inmueble no tenía daños mayores, le impidieron entrar a habitarlo y justo ese día, tras una larga y tortuosa burocracia logró regresar, junto al resto de sus vecinos, a su hogar. Desafortunadamente, días previos, habían sido objeto de robos. 

Posteriormente fuimos a la casa de un verdadero Ángel, la señora Elsa García Hernandez, quien el día del sismo prestó la sala de su casa para que los cuerpos sin vida de los niños que iban sacando de entre los escombros pudieran posar en lo que llegaban los padres con el corazón deshecho a reconocer a sus hijos. Hoy las calles de su casa siguen cerradas, muros temporales con los que cubrieron  el colegio Rébsamen  invaden su calle, mirones pasan todos los días a tomarse fotos y claro los políticos de la zona han brillado por su ausencia e indiferencia, el recurso que prometieron los partido jamás llegó.Los tramites burocráticos, el abandono de los gobiernos y legisladores imposibilitan que la comunidad regrese a la normalidad. A pesar de ello ciudadanos en conciencia pro activa demostraron ese día que toda la idea que engloba el #FuerzaMexico; es decir, solidaridad, generosidad, amor y sacrificio por el prójimo, sigue despierto en el corazón de los habitantes de esa zona de Tlalpan y no quedó en una especie de estrella fugaz, sino que resiste y persiste en las formas de vivir de sus habitantes, el México que verdaderamente somos y al que anhelamos que renazca.

El Rally terminó con un amplio apoyo ciudadano, pero sobre todo, con una alegria de reconocernos más allá de cualquier máscara, la de reencontrarnos como almas. 



Aspirante a candidato independiente al Senado

@CesarG_Madruga

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS