Guardiola se queda corto…

2018-01-01 23:07:37

Llegó el fin del 2017 y con ello, se acabó la racha de más triunfos consecutivos del Manchester City, y aunque no perdió, sí sumó un empate a cero ante el Crystal Palace; pero además de los puntos y la racha acabada, las peores noticias para Pep Guardiola fue la lesión en la rodilla izquierda de Gabriel Jesús, que lo alejará unos dos meses de las canchas, y la de Kevin De Bruyne en el minuto 90 tras una entrada criminal que le hizo abandonar el terreno de juego en camilla.

El empate sin goles dejó al conjunto de Guardiola sin el récord de 19 victorias seguidas que, en las grandes ligas europeas, ostenta el Bayern Munich desde el 2014, y que también está en el poder del técnico catalán, que tampoco pudo lograr las 11 victorias seguidas como visitante.

El líder absoluto de la Premier League, que había ganado todos sus partidos desde la segunda jornada, cuando empató en el Etihad ante el Everton, se topó en el Selhurst Park de Londres con un ordenado y vigoroso rival que, incluso, pudo ganar el partido y propiciar la primera derrota del City, pero fallaron un penalti al minuto 90.

Segundo empate del líder de la liga inglesa, tras la mencionada igualada ante el Everton, y la derrota frente el Shakhtar en la Liga de Campeones, son los únicos resultados negativos, el resto de encuentros han terminado con victorias para el equipo de Guardiola, (18 de los 20 partidos disputados), para sumar 59 puntos de 63 posibles.

El City, le saca 14 puntos al Chelsea, 15 al Manchester United, 18 al Liverpool y 22 al Tottenham y Arsenal,

Aunque su distancia siga siendo sideral con el resto de equipos, Guardiola abandonó el césped del Selhurst Park cabizbajo y sabedor de que su récord personal de 19 victorias consecutivas en liga alcanzado con el Bayern de Munich se le había escapado en el último suspiro, por lo que su marca en Inglaterra queda ahora en 18, lo que sigue siendo la mejor racha de la historia de la Premier League.

El Arsenal de Arsène Wenger logró entre febrero y agosto de 2002, 14 triunfos que eran el récord en la Premier. Y el Chelsea la temporada pasada acumuló 13 victorias seguidas, la mejor marca en una temporada. Dos registros pulverizados por un City de Guardiola que aún no ha perdido en Liga y que suma víctimas como hicieron en su época Barcelona y Bayern.

El Barça de la 2010-11 tiene junto al Real Madrid, que lo logró entre dos temporadas (2015-16 y 2016-17), el mayor número de triunfos consecutivos en la Liga. Firmó 16 victorias seguidas entre el 16 de octubre de 2010 y el 5 de febrero de 2011 marcando 60 goles (3.75 por duelo) y recibiendo seis (0.4). Un registro que mejoró en el Bayern en la 2013-14. Los 19 triunfos del gigante bávaro entre el 19 de octubre de 2013 y el 25 de marzo de 2014 son de récord en las grandes ligas europeas. Anotaron 64 tantos (3.36) y recibieron 10 (0.5).

A pesar del empate, Guardiola parece que subió un peldaño más cada temporada. El entrenador catalán ha superado esta temporada sus mejores registros si analizamos los partidos desde el inicio de la campaña hasta final de diciembre.

Pep ha conseguido un total de 25 triunfos en los 30 partidos que ha disputado (Premier, Copa y Champions). Comparado con el resto de campañas que ha vivido como entrenador es sin duda su mejor arranque.

En las cuatro temporadas en las que dirigió al FC Barcelona no superó los 22 triunfos en este primer periodo hasta el 31 de diciembre. La temporada 2008-09 jugando 24 partidos logró 20 triunfos, la 2009-10 conseguía 22 en 28 enfrentamientos, la 2010-11 ganó en 21 ocasiones de las 27 en las que jugó, mientras que en su último año en el banquillo blaugrana de 29 partidos, los mismos que ha disputado este año, solo ganó 22, empató seis y perdió uno en Liga ante el Getafe.

En el Bayern Munich no le fueron nada mal las cosas desde el inicio hasta Navidad en los tres años en que comandó al equipo alemán, pero no alcanza los números de esta temporada.

En su primera campaña en Munich, la 2013-14, tras tomarse un año sabático viviendo en Estados Unidos, Pep Guardiola certificó 21 triunfos, dos empates y dos derrotas, se quedó igual en la siguiente en la que disputó un partido más. Su mejor temporada alemana fue la 2015-16 en la que logró 23 triunfos en 27 partidos, por dos empates y dos derrotas.

La primera temporada en el City fue de adaptación, mientras que en esta Guardiola se ha superado. Si miramos los resultados en porcentajes, cálculo más justo si tenemos en cuenta que no se han disputado los mismos partidos en cada periodo, también gana este año, en el que ha conseguido el 86.2% de triunfos, mientras que en su mejor año en el Bayern logró el 85.1%.

En las cifras globales de Pep Guardiola en sus 9 temporadas como entrenador desde el inicio de las temporadas al 31 de diciembre, muestra unas estadísticas impresionantes. De 244 partidos que ha dirigido como entrenador, ha ganado 192 (78.7%), ha empatado 35 (14%) y ha pedido tan solo 18 partidos (7.3%).

Con media Liga ya en el bolsillo, ahora la atención la pondrá en mejorar aún más los números del City. Guardiola tiene como meta el mayor número de victorias en una temporada -30 del Chelsea en la 2016-17- y el récord de puntos, que pertenece a los mismos Blues del 2004-05 que acabó campeón con 95 unidades.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS