2018: ¿De verdad somos demócratas?

2018-01-06 23:26:57

TODOS A PRUEBA

La jornada electoral del primer domingo de julio de este año, la más grande de la historia del país, con más de 3 mil cargos de elección popular en juego, se desarrollará en un ambiente de cerrada competencia electoral y en un entorno internacional conflictivo, por la amenaza constante de la inestabilidad y xenofobia creciente del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

Están a prueba en este periodo, tanto la solidez de los organismos electorales, como la madurez de la ciudadanía y de manera complementaria el profesionalismo y objetividad de los medios de comunicación.  Los protagonistas son los candidatos y los partidos políticos, es cierto, pero el día de la jornada electoral la última palabra la tendrán los ciudadanos y eso es algo que no se puede perder de vista. En el 2018 se responderá la pregunta: ¿De verdad somos demócratas? Lo primero que requiere una democracia para consolidarse son demócratas en todos los frentes.

LOS CIUDADANOS DISPONEN

Todo este movimiento electoral ocurre para cumplir con una parte fundamental de la democracia: que los ciudadanos libremente formen gobiernos a partir de sus votos. Que puedan desplegar sin cortapisas este derecho es la primera responsabilidad de los organismos electorales; que lo hagan de manera informada, reflexiva, al tanto de las consecuencias de preferir una opción sobre otra, evaluando los diferentes escenarios con conocimiento de causa, es tarea de los medios que, sin duda, cumplirán este año, en sus diferentes plataformas —me refiero a la impresa, la electrónica y la digital—, un rol relevante, crucial para la salud democrática de la nación.

Los resultados electorales anteriores demuestran que no hay ganadores ni perdedores absolutos y reflejan que México es un país complejo y diverso. La participación de candidatos llamados independientes en todos los cargos permite un mayor número de expresiones políticas y de oferta electoral. Hasta el momento tres de ellos son los más avanzados en sus trabajos para lograr su registro para contender por la Presidencia de la República; 51 aspirantes lo hacen para contender por un escaño en el Senado de la República y 154 por una diputación federal.

MEXICANOS EN EL EXTRANJERO

Otro elemento importante en esta elección será el voto de los mexicanos en el extranjero. Al fundarse el IFE en 1990, durante varios años esta posibilidad fue un tema a discusión, sin opción para nuestros compatriotas que viven fuera del país. Para esta elección de julio próximo, los mexicanos residentes en el extranjero podrán votar para elegir Presidente de la República y senadores, así como por gobernadores en siete entidades y diputados locales en un estado del país cuya legislación lo permite.

Desde febrero del 2016 el INE instaló una red de módulos para registrarse y obtener credencial de elector en 51 consulados de los Estados Unidos y 97 más en ciudades de otros países; hasta octubre del 2017 se habían tramitado 486 mil 240 en los Estados Unidos y 6 mil 854 en otros países, según información del INE.

RESPONSABILIDAD Y CONFIANZA

Ante este esfuerzo es necesario insistir en que los organismos electorales requieren del acompañamiento y confianza de la ciudadanía para tener la oportunidad de cumplir con sus responsabilidades. Algunos de los candidatos y sus partidos han mostrado proclividad a descalificar el trabajo del árbitro por sistema. Suponen que la presión permanente les puede otorgar ventajas políticas. En este tema los medios de comunicación tienen una responsabilidad especial al transmitir a la sociedad la información de la manera más equilibrada y objetiva posible, sin hacerse eco de las denuncias, descalificaciones, insultos y filtraciones de medias verdades, sino presentando con objetividad los hechos y la opinión y análisis serios de sus colaboradores o especialistas que forman parte de la comunicación pública. La información veraz es la mejor manera de contribuir con los organismos electorales a su histórica tarea de conducir la elección más grande de la historia de México.

VIOLENCIA CHILANGA

Habrá que evitar la violencia que no favorece a nadie. El reciente enfrentamiento a sillazos entre perredistas y morenistas en una delegación de la Ciudad de México, es claro ejemplo de la falta de civilidad y responsabilidad política de los partidos y dirigentes, esto puede ser un mal augurio de que la lucha por la oficina principal del Palacio del Ayuntamiento puede ser muy áspera. Ya hay los primeros heridos. Se requiere avanzar rápidamente en la forma de pactos de no agresión, de civilidad, de manera que la sangre no llegue al río, pues una vez que ocurra no sabemos si se detendrá o no. El episodio de los pleitos a sillazos puso al descubierto otro riesgo serio: la difusión de noticias falsas o dolosas, pues en esa coyuntura se adelantó que una señora que había acudido al mitin había resultado golpeada, lo que le provocó la muerte. En muchos espacios en redes sociales se dio por un hecho que se trataba de una víctima de la violencia política, a pesar de que autoridades y familiares sostenían lo contrario. Su muerte se debió a un problema cardiaco.

ESTRATEGIA CONFUSA

En otro frente de las precampañas electorales, Andrés Manuel López Obrador continúa estableciendo nuevas modalidades en su promoción proselitista, primero al dar a conocer a los personajes que integrarían su gabinete en caso de que ganara la elección; recientemente realizó un evento para la presentación de la estrategia de seguridad. Seguramente la intención es adelantarse a los otros contendientes y provocar mayor difusión; sin embargo, el resultado es que hay una confusión generalizada sobre lo que ofrece, sobre todo en relación con la amnistía a los jefes de las bandas del crimen organizado, a quienes también ha propuesto diálogo de alto nivel. Otro apartado controvertido fue la propuesta de crear una Guardia Nacional. Algunos la han interpretado como la desaparición del Ejército y la Marina, lo que ha causado inquietud y confusión en la opinión pública, y no se diga entre los altos mandos del Ejército y la Armada de México, se trata de un elemento perturbador que difícilmente le sumará votos.

LAS PRECAMPAÑAS

En el flanco de José Antonio Meade, la nota del inicio de año ha sido la decisión del INE de pedirle cambio de nombre a su alianza para que no incluya el nombre del candidato. Se abrió un plazo de diez días a partir del veredicto para buscar otro nombre; como se sabe, la coalición PRI, Verde y Nueva Alianza decidió adoptar el nombre de: “Meade ciudadano por México”, que el INE considera que afecta la equidad de las precampañas.

Por su parte, Ricardo Anaya ha mantenido un perfil bajo, se dice que, de manera calculada, adicionalmente en algunos lugares de la República grupos perredistas se han opuesto a apoyar su candidatura por lo que su trabajo de cabildeo interno se ha tenido que intensificar para lograr que el Frente no se divida.

Entre los independientes vale la pena añadir a Marichuy Patricio, abanderada del EZLN y los pueblos indígenas, quien aseguró que no tiene pensando declinar a favor de López Obrador, y marcó distancia del partido Morena donde, dijo, sólo la voluntad de una persona marca el camino.

AVISO: MIENTRAS LAS PRECAMPAÑAS CONTINÚAN ESTA COLUMNA TOMARÁ BREVES VACACIONES POR LO

QUE NO APARECERÁ LA SEMANA PRÓXIMA.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS