Diseña la UNAM prueba para la detección temprana del glaucoma

2018-01-24 22:45:29

Los procedimientos actuales para detectar glaucoma generan el diagnóstico, pero cuando ya existe daño.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) refiere que alrededor del 60 por ciento de las personas que acude a consulta por un problema de glaucoma, ya tiene un deterioro visual grave debido a un diagnóstico tardío. Lo único que les queda es rescatar algo de visibilidad o la oscuridad total.

Uno de los mayores problemas en el diagnóstico del padecimiento es que los pacientes no se dan cuenta del desarrollo de la enfermedad hasta qua ya hay un deterioro. “Es asintomática, no genera molestias, por lo que cuando el paciente acude al especialista ya es muy tarde y su discapacidad visual es grave”, señala Francisca Domínguez Dueñas, académica de la Facultad de Medicina de la UNAM y subdirectora de Oftalmología del INR.

Actualmente, el padecimiento se puede detectar mediante estudios llamados “examen del fondo del ojo” y el “estudio de tomografía óptica coherente”, no obstante, aunque se realicen de forma temprana, detectan el glaucoma cuando hay un daño y la pérdida de capas de fibra nerviosas, señala la especialista.

En este escenario, ella y otros especialistas de la UNAM y del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) desarrollan una prueba diagnóstica que prevenga el glaucoma antes de que se presente algún daño. Ésta consiste en la detección de biomarcadores proteicos, característicos de la enfermedad, mediante una muestra de sangre.

“Hay muchos biomarcadores, como los genéticos o biomoleculares, pero en este caso hemos hecho énfasis en los proteómicos, que definimos como el conjunto de proteínas presentes en una muestra”, señaló ayer en conferencia en la FM Juan Pablo Reyes, investigador del Inmegen. Estos biomarcadores serán la base de la prueba clínica de diagnóstico temprano que diseñan los especialistas, la cual afinan para mejorar su sensibilidad y especificidad.

Dueñas Domínguez agregó que hasta ahora han identificado alrededor de 50 posibles candidatos proteicos que funcionarían como biomarcadores. “No en una sola molécula, sino en un conjunto de proteínas”. En la presentación en la UNAM, dijo que aún falta camino por recorrer para obtener una prueba diagnóstica, pero éste sería el primer paso.

Padecer glaucoma (primario de ángulo abierto, el más común) no sólo significa un riesgo de perder la visión, sino además un costo importante para las familias y pacientes, señaló por su parte Jesús Jiménez, de la Asociación para Evitar la Ceguera en México (Apec). “En los seguimientos que hemos realizado nos dimos cuenta de que en las familias de menores recursos el tratamiento del glaucoma representa el gasto de hasta el 60 por ciento de sus ingresos. Por ello, tener una prueba temprana repercutiría aún más la reducción de costos de diagnóstico, seguimiento y tratamiento de los pacientes”.

CAMPAÑA EN EL INR. Otro paso en la investigación es la validación de los posibles biomarcadores. Entre este conjunto de 50 candidatos, los científicos deben probar cuáles son los mejores y efectivos (sensibilidad y especificidad). Para realizar este análisis, los expertos necesitan llevar a cabo pruebas clínicas, es decir, personas en quien probarlos.

Por ello, los institutos de salud, la UNAM y la Apec han lanzado una invitación a que la población capitalina participe en el estudio, donde además recibirán una evaluación completa de su salud oftalmológica.

Las evaluaciones se realizarán del 29 de enero al 28 de febrero en el INR, sólo para personas mayores de 40 años y con una cita previa que debe registrarse en contactoveportusojos@gmail.com. Los investigadores buscarán en los asistentes aquellos que tengan las características proteicas donde puedan emplear a sus candidatos a biomarcadores, pero además permitirá detectar si han desarrollado otro tipo de padecimiento que deba ser atendido.

Pero la campaña también busca concientizar a la población sobre su salud oftalmológica, refirió Domínguez Dueñas. “La población debe realizarse un examen oftalmológico anual a partir de los 40 años. La única forma de detectar la enfermedad de manera temprana es acudiendo a una consulta oftalmológica cuando aún no hay síntomas, es decir, requerimos enfocarnos en la medicina preventiva para resolver o evitar la pérdida o discapacidad visual”.

Factores de riesgo para padecer glaucoma

No existe una correlación directa de enfermedades sistémicas con el desarrollo del glaucoma, pero sí factores de riesgo para su desarrollo, como antecedentes familiares, la hipertensión ocular y la edad arriba de 60 años. Si bien estos  aumentan la prevalencia de manera importante, hay otros factores no relacionados directamente, pero que estadísticamente representan una alerta para los pacientes, señala Jesús Jiménez, especialista de la Asociación para Evitar la Ceguera en México (Apec).

“Entre ellos se encuentra la hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus y miopía, de tal forma que aquellos que tengan estos factores de riesgo deben acudir con su oftalmólogo”.

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS