Una “válvula de escape” que vale la pena

2018-02-03 01:19:13

“Ad Astra per Aspera

(A los astros se llega por

los caminos ásperos)”.

 

De acuerdo a la real academia de la lengua una válvula de escape puede entenderse como una “cosa o acción que permite a una persona liberarse o desahogarse de una tensión… de la monotonía diaria o de un problema” y es la expresión perfecta que podría encontrar para describir que son las candidaturas independientes.

A lo largo de los últimos años he descubierto que la tensión social es cada vez mayor y en muchos casos es lo que ha llevado al país un clima de hiperviolencia a causa de un sistema democrático incapaz de asegurar orden, paz, seguridad, equidad y estabilidad social.

Un sistema diseñado desde su constitución para funcionar en un sistema de partidos que hoy es insostenible al haberse convertido en negocios  de un muy reducido grupo de traficantes del miedo y la ignorancia.

Aquellos que resuenan con otros códigos de valores y principios para poder incidir en la toma de desiciones de sus comunidades, pueblos, barrios, municipios, estados o del país tienen básicamente tres opciones: 1) Aguantarse y doblegarse al sistema de partidos con la ilusión de poder generar un cambio desde adentro (opción cada vez más blindada al interior de los partidos); 2) Combatirlo a través de movimientos no pacíficos; es decir, formar parte de un eventual estallido social; 3) Aceptar las injustas “válvulas de escape” del sistema que permita ir generando una transformación pacífica y democrática como lo son las candidaturas independientes.

En mi caso opté por la tercera y explico primero por qué descarté las dos anteriores.

En el caso del “aguante” me parece una auto-represión ya que si se busca realmente incrustarse al interior de los partidos vigentes la escalonada organizativa demanda de sus integrantes ser de utilidad para la institución y, como todo negocio debe generar ganancias para los superiores, es decir, recolectar de dinero, usando de fuente cada vez más a los vínculos con el crimen o a través de la corrupción es un camino minado que implica sacrificar ideales y muy probablemente asfixiar el alma.

En el caso del “estallido social” me parece muy riesgoso, primero porque no creo en la violencia como camino a la solución de ningún problema, dos porque no todo lo construido está mal, existen muchos avances que como sociedad hemos logrado y tres porque son múltiples los ejemplos de sociedades que en la historia han depuesto un sistema para implementar uno nuevo por vía de la violencia y el “remedio” resulta peor que el “problema”.

Aceptar ser “válvula de escape” me gusta figurarlo con la idea del sismo, es decir, ser como una extensión de la energía contenida en la tierra que sacude y que en el caso del sistema derrumbe aquello que ya no sirve. La vía independiente es la libertad de ser y hacer del ejercicio de la política una manifestación de la verdad que haga posible aprovechar estos canales como un mecanismo de la sociedad para alcanzar superiores órdenes de gobernanza que garanticen seguridad y paz.

Y aprovecho la ocasión quiero agradecer a todos quienes me han apoyado con su firma, este martes 6 de febrero se cumple el periodo legal de recolección de apoyos ciudadanos, ha sido un camino áspero pero lleno de bendiciones, nos hacen falta completar pocas firmas en tan sólo 18 secciones más para cumplir con el requisito de la dispersión, si gustas apoyar aún estás a tiempo, busca en mis redes sociales las secciones en las cuales nos puedes apoyar, tu firma puede hacer la diferencia. Vamos por un renacer de los valores universales en nuevas formas de vivir y gobernar.

@CesarG_Madruga

Aspirante a candidato a diputado independiente por el Distrito 16 en Tlalpan

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS