Anaya, único que crece Propuestas claras y viables para un cambio inteligente

2018-02-06 23:31:44

En la última semana de precampañas,la coalición Por México al Frente, encabezada por Ricardo Anaya como candidato a la Presidencia de la República y respaldada por los partidos de Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, es la única de las alternativas que muestra un crecimiento sostenido en las preferencias electorales; otros, aún después de 18 años de campaña, lucen estancados o se desfondan.

Lo que las diferentes encuestas nos muestran,es que la contienda por la presidencia de la República en este 2018 se definirá entre dos fuerzas políticas: una que ofrece ideas viejas, retrógradas, autoritarias y fracasadas y la coalición Por México al Frente, que visualiza un cambio inteligente, con visión de futuro y de auténtica transformación del país. De esto, ya se dieron cuenta los contendientes priis­tas y por ello su desesperación ya es evidente; han duplicado las calumnias y denostaciones y puesto en marcha una guerra sucia para tratar de contener su franca caída, por lo que de ellos no vale la pena ya comentar.

Me referiré a algunos de los contradictorios y superficiales señalamientos del candidato de Morena: por un lado, por ejemplo, mientras señala que combatirá la corrupción con su sola presencia al ganar la Presidencia de la República sin presentar propuestas concretas para ello, se rodea de personajes políticos con conocidos antecedentes de corrupción; algunos incluso han estado presos acusados de esas prácticas y, otros, han vivido permanentemente bajo esa sospecha. Pero para su candidato, al sumarlos a su proyecto, los cobija con un halo de inocencia, los exculpa de cualquier falta, olvidando que son aquellos a quienes él acusaba de pertenecer a la mafia del poder; o sin considerar que en la realidad esos personajes o ya eran insostenibles en sus partidos o solo buscan permanecer en la nómina del erario público.

Para quienes piensan que Andrés Manuel López Obrador es el candidato de la conciliación solo basta recordarles la intolerancia mostrada ante los sentidos reclamos por un México en paz, cuando miles de ciudadanos marcharon en el 2004 y que merecieron una serie de descalificaciones señalándolos como “pirruris con moñitos blancos”; ahora nuevamente lo vuelve a hacer ante la Caravana por la Dignidad, en la que  miles de mexicanos acompañaron al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, para defender una asignación de recursos transparentes de la federación a los estados. A ellos, los acusó de ser pura faramalla. Para él, los únicos que pueden tomar las calles y cerrar avenidas por meses son aquellos que sigan fiel y acríticamente sus posturas. Aquellos que lo critican sean periodistas, intelectuales o ciudadanos son blanco de descalificación e intolerancia.

Y mención especial tiene su ocurrencia de pactar con el crimen organizado, específicamente con los miembros del narcotráfico, otorgándoles amnistía; idea probada hace 25 años en Colombia y que no solo no resolvió el problema de violencia, sino que lo incrementó. Con esta propuesta muestra nuevamente una insensibilidad terrible ante las víctimas de estos delincuentes y refleja postura de claudicación de un estado de dotar a sus ciudadanos de seguridad, paz y justicia, con tal de alcanzar el poder.

Lo anterior, contrasta con las propuestas de Ricado Anaya, que se encuentran delineadas en nuestra Plataforma Electoral 2018; construida a partir de cinco ejes primordiales focalizadas en las necesidades de nuestro país:

1.—La transformación del régimen político y el impulso a la agenda ciudadana; siendo uno de los principales objetivos fortalecer el federalismo, estableciendo pesos y contrapesos entre los Poderes de la Unión y los órdenes de gobierno y, tal como lo hemos entendido en el GPPANDF, buscar el establecimiento de  mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, como punto clave para garantizar la gobernabilidad y gobernanza democrática en nuestro país, desechando la cultura, prácticas y estructuras del verticalismo.

2.—El combate total a la corrupción y a la impunidad; que busca, entre otras cosas, dotar a la Auditoría Superior de la Federación de autonomía constitucional plena e integrarla con profesionistas de probada solvencia moral, buena reputación, capacidad técnica e independencia y facultar al nuevo organismo de un alcance nacional, para castigar desvíos de recursos no sólo de origen federal sino local.

En el marco de este eje se inscribe también reformar el marco legal que da vida a la Fiscalía General de la Nación y aprobar la Ley Orgánica de la Fiscalía, para que quien la encabece sea una persona que cuente con sobrada solvencia moral, buena reputación, capacidad técnica e independencia.

También se propone prohibir el uso de dinero en efectivo para cualquier transacción gubernamental, tanto a nivel federal, de los tres Poderes de la Unión, de las entidades federativas y en los municipios, como de los organismos constitucionales autónomos, de los sindicatos y personas privadas vinculadas a entes públicos, por cualquier causa.

3.—Para la pacificación del país, con seguridad, respeto a los derechos humanos y justicia para todas las personas; se ha planteado rediseñar el Sistema Nacional de Seguridad Pública, a través de una nueva instancia de seguridad ciudadana, separada de la Secretaría de Gobernación, como acción clave para un nuevo equilibrio entre actores que permita a los mexicanos recuperar la tranquilidad en la seguridad de su vida cotidiana.

4.—Por México al Frente, ubica la necesidad de un desarrollo económico con crecimiento, inclusión social y sostenibilidad; con el derecho a una renta básica universal que atienda las necesidades de las personas y garantice su libertad; busca también asegurar la igualdad salarial entre mujeres y hombres para trabajos iguales, así como sancionar el requisito de la prueba de embarazo para acceder a un trabajo y el despido por la misma razón.

5.—Y, por último, el fortalecimiento de la posición de México en el mundo; al incluir entre los objetivos de la política exterior nacional la defensa y promoción de los principios democráticos y los derechos humanos en el mundo; así como al hacer de la política exterior un instrumento eficaz para fortalecer nuestros ­vínculos económicos, comerciales y de cooperación con otras naciones y regiones del mundo.

Con acciones concretas como las anteriormente descritas, Ricardo Anaya, futuro presidente de México y los gobiernos que del Frente emanen, serán sin duda un referente de éxito en políticas de gobierno, porque construirán para los mexicanos una calidad de vida que hasta hoy no se ha visto y posicionará al país como un ejemplo de gobierno de coalición exitoso y humanista.

No tenemos dudas, Por México al Frente es el camino que nos llevará a un mejor país.

* Coordinador del GPPAN en la ALDF

* Secretario de la Comisión de Gobierno

@JorgeRoHe

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS