Narcos usan cianuro para elaborar drogas de moda

2018-02-16 00:01:49

[ Última parte ]

El descontrol en la comercialización del cianuro de sodio en el país no sólo ha facilitado suicidios, también ha sido aprovechado por el narcotráfico…

Según datos de la Policía Federal entregados a Crónica, se ha desbordado el uso de este producto fulminante y tóxico en la elaboración de drogas sintéticas.

Los registros de la corporación refieren aseguramientos de cianuro en camiones de carga, casas de seguridad, laboratorios clandestinos, empresas de mensajería o paquetería y hasta en puertos y aeropuertos.

“Han sido principalmente en las entidades de Coahuila, Jalisco, Colima, Aguascalientes y Estado de México. Tiene que ver con cargamentos que iban destinados a la elaboración de drogas sintéticas como metanfetaminas o cristal”, señala la PF.

La versión oficial coincide con testimonios de empresarios dedicados a la venta de productos químicos, quienes aceptaron el desorden en la distribución del cianuro y el riesgo cotidiano de abastecer al crimen organizado.

FACHADAS. “No hay ningún control. Cuando vas a las fleteras para que lleven productos a provincia, muy pocos preguntan qué les estás mandando, sólo te reciben, les pagas y listo. Sabemos incluso de fleteros que conocen la peligrosidad o ilegalidad de la sustancia, pero por dinero extra se vuelven cómplices y hasta la reetiquetan con el objetivo de burlar posibles revisiones”, dice el ingeniero Alonso Ventura, cuya compañía se encuentra en la delegación Magdalena Contreras.

—¿Entre estos productos está el cianuro de sodio?

—Sí… Las autoridades no le han puesto mucha atención, pero cada vez hay más en el mercado. Las empresas serias estamos obligadas a poner candados, aunque hay muchas patito y otras irresponsables que, con el afán de incrementar ganancias, se lo venden a cualquier persona en cantidades mínimas.

—¿Qué tipo de candados son los correctos?

—Solicitar datos fiscales como el alta en la Secretaría de Hacienda e información del representante legal, además del llenado de hojas de seguridad para verificar la identidad del cliente y justificar la venta ante nuestros grandes proveedores, los que importan el material, y ante las autoridades. Todos aquellos que manejan el cianuro necesitan un permiso de la Cofepris, aunque lo hagan en pequeña escala. Hay que cubrirse de cualquier mal empleo.

—¿También del narco?

—Varios productos químicos son vendibles para el narcotráfico, los usan en la preparación de ciertas drogas e incluso en la separación de cocaína. Todos los hemos vendido, a veces sin un afán ilícito, porque ellos utilizan empresas fachada para obtenerlos. Hay uno que se llama sosa en escamas que lo utilizan para la cocaína; el cianuro también está entre los más solicitados… Por la cantidad que piden se distingue si son narcos o personas que sólo lo quieren para hacerse daño, que también tienen sus mañas.

—¿Cuáles?

—Llaman y dicen: estoy haciendo un trabajo de investigación en la Universidad o en tal laboratorio. Algunos se quedan con eso y se los venden. Es lo mismo que pasa con los solventes: son mortales, pero se les están vendiendo a los niños sin ningún control.

El químico José Juan Rangel administra una compañía similar en la delegación Venustiano Carranza, la cual también aplica medidas de seguridad.

“Hay colegas que no tienen compromiso social; para vender cianuro debes asegurarte quién es el comprador y para qué lo necesita”.

—¿Cómo debe hacerse?

—Evitando las ventas al menudeo, aquí lo mínimo son 50 kilos y entambado, y están prohibidas las entregas a domicilio en compras menores a 15 mil pesos… Con eso le das vuelta a los suicidas, pero no a los pillos. Para evitar estas filtraciones hay que pedir cédula fiscal, razón social, teléfono, página web, comprobante del domicilio fiscal, así como un formato sobre responsabilidad de uso que debe ser devuelto en hoja membretada antes de cerrar el pedido, además de estar firmado por el representante legal y explicar para qué utilizarán el cianuro. Así se puede enfrentar cualquier auditoria.

SEGURIDAD NACIONAL. En el mapa realizado por la PF sobre aseguramientos de cianuro de sodio y otros precursores químicos —compartido a este diario— sobresale la franja de la Costa del Pacífico, desde Guerrero hasta Sonora; así como parte de la región centro del país, desde el Estado de México hasta Aguascalientes y San Luis Potosí.

En realidad, pocos estados se salvan de esta incidencia; acaso los de la Península…

Los casos han sido denunciados ya ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud de la PGR, la cual mantiene abiertos diversos expedientes.

El cianuro ha sido descubierto lo mismo entre alfalfa deshidratada que en cuñetas, tambos, tarimas y envoltorios de paquetería. También se le ha detectado en la modalidad de pastilla.

“Se trata de una sustancia blanca, cristalina, sólida, sin contar con identificación al momento de los hallazgos. Al ser llevada a servicios periciales de la PGR y aplicarse el reactivo correspondiente, da positivo para cianuro de sodio… Es altamente tóxico, corrosivo y contaminante, de alta peligrosidad para los ecosistemas y la población en general, además de que su almacenamiento debe cumplir con medidas y protocolos de seguridad internacionales, por eso queda a resguardo de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitario.”, refiere la PF en sus reportes.

El cianuro de bencilo, sintetizado a partir del cianuro de sodio, también está sujeto a regulación mediante la Ley Federal para el Control de Precursores Químicos, Productos Químicos Esenciales y Máquinas para Elaborar Cápsulas, Tabletas y/o Comprimidos.

Enlistado en la ley como sustancia susceptible para fabricar armas químicas.

Hay algo todavía más grave: el cianuro de sodio aparece en el listado nacional de sustancias químicas susceptibles de desvío para la fabricación de armas químicas.

La Ley Federal en la materia, expedida el 9 de junio de 2009, enumera como actividades reguladas (artículo 2) la “elaboración, producción, consumo y transferencia de las sustancias químicas en el listado”, así como su “comercialización, adquisición, uso final, empleo, posesión, transporte y destino”.

En el artículo 6 señala que todas las empresas o comercios dedicados a estos rubros “están obligados a informar por escrito al comprador, la existencia de obligaciones de declaración y de sujeción a medidas de control”.

La norma clasifica todas las actividades relacionadas con esta sustancia como “materia de seguridad nacional”, por lo cual, estipula, deben ser vigiladas por el Consejo de Seguridad Nacional, presidido por el Ejecutivo Federal. Sin embargo, es hasta ahora una simple simulación...

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS