Italia, ingobernable, tras victoria pírrica de los antisistema y los xenófobos

2018-03-05 00:11:30

El Movimiento 5 Estrella, que nació hace una década de la indignación del cómico Beppe Grillo con la casta política italiana y sus corruptelas, logró finalmente convertirse en el primer partido de Italia a nivel nacional, pero sin alcanzar la cifra del 40 por ciento de los votos, con los habría podido formar gobierno en solitario.

A falta del conteo total de votos, el M5S (por sus siglas en italiano), cuyo candidato era el joven discípulo de Grillo, Luigi di Maio, habría logrado entre el 29.5% y el 32.5% de los votos. Se trata de un porcentaje incluso mayor a la victoria que auguraban las encuestas, después de una exitosa campaña en la que arremetió tanto con la izquierda “fracasada”, con la que el exprimer ministro italiano, Matteo Renzi, aspiraba volver a gobernar, como candidato del Partido Democrático (PD), y contra la derecha tradicional, con la que el exprimer ministro Silvio Berlusconi, aspiraba a regresar al poder, en coalición con la Liga Norte y los Hermanos de Italia.

“Tendrán que hablar con nosotros”. “Si los datos se confirman será apoteósico”, declaró el “número dos” de Di Maio, Alessandro Di Battista.

“Los datos demuestran que todos deberán venir a hablar con nosotros. Es la mayor garantía para el pueblo italiano. Deberán utilizar nuestros métodos de transparencia, corrección credibilidad, basado en las propuestas”, declaró, tras recordar la promesa exitosa de campaña del M5S: Acabar con los privilegios de los diputados y senadores.

“Sorpasso” a Berlusconi. La otra gran ganadora de la noche fue la Liga Norte, que pasó de pedir la independencia del norte rico de la “ladrona” Roma a erigirse como el partido patriota italiano que “defiende la raza blanca” de los inmigrantes, como dijo en campaña su candidato, Matteo Salvini.

El secretario nacional, Giancarlo Giorgetti, aplaudió estos “resultados históricos” que le otorgan entre el 16% y el 17% de los votos, un avance de más de diez puntos porcentuales respecto a las elecciones de 2013.

Su éxito contrasta con la decepción del partido Forza Italia, con el que Silvio Berlusconi pretendía regresar al poder, de la mano de su candidato, Antonio Tajani, demasiado moderado y europeísta incluso para los propios simpatizantes del exprimer ministro, quien ayer trató de esquivar su fracaso, señalando que habría ganado si él hubiese sido el candidato.

En cualquier caso, el fracaso de Berlusconi frustró no sólo el regreso al poder de la derecha, sino que él imponga su candidato, por haber sido el partido más votado.

“Ciao” Renzi. El otro gran perdedor de la noche fue Renzi. El candidato del gobernante Partido Demócrata, que se vio obligado a dimitir tras el fiasco de su referéndum para reformar la Constitución italiana, pretenía también regresar al poder, aunque con poca esperanza de ganar. Los peores pronósticos se confirmaron, al quedar con un 20 por ciento de los votos.

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS