A propósito del Día Internacional de la Mujer: derechos de igualdad de género, sin aplicación efectiva, es demagogia

2018-03-07 21:43:22

Precisamente en esta fecha se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una día en el que acostumbramos felicitar y apapachar a las mujeres que nos rodean.

Sin embargo, esta celebración va más allá del merecido homenaje, es una fecha que tiene por historia el enorme camino que han recorrido las mujeres para el reconocimiento de sus derechos, con luchas y debates, sinnúmero de obstáculos, machismo, misoginia y una cultura que ha resistido a la consolidación de la igualdad entre géneros.

Una perseverancia basada en la legítima igualdad de derechos civiles, cuando sólo les era atribuida la función de atender a un marido y criar a sus hijos, y no podían, por ejemplo, ejercer su derecho al voto ni participar en la vida pública. Que error y relegación tan grave a no muchos años de distancia.

En el contexto internacional, el primer documento para afirmar y reconocer el principio de igualdad entre hombres y mujeres, fue la Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945. Luego, en al ámbito nacional, en 1953, vino el reconocimiento al derecho a votar y ser votadas en los comicios federales; en 1974, la reforma al artículo 4º de la Constitución Mexicana para el reconocimiento explícito del derecho de igualdad entre hombres y mujeres; en 1975, México como sede de la Primera Conferencia Mundial Sobre a Condición Jurídica y Social de las Mujeres convocada por la ONU, hasta llegar a la paridad de género en la postulación de candidaturas por parte de los partidos políticos, por citar algunos.

Así, se siguió un andar que a la fecha, hace imperdonable no reconocer que el rol social de la mujer es cada día más importante y determinante, que hoy la exitosa y categórica participación femenina en ámbitos como la política, la empresa, el arte, la ciencia, el estudio, el ámbito profesional y el deporte, entre otras áreas, marca con firmeza un devenir más justo e incluyente.

No obstante, también es importante reconocer que aún existen desafíos que superar. Naciones Unidas insiste, con toda razón, en que la necesidad del empoderamiento de la mujer sigue siendo una asignatura pendiente, sin la cual, no podremos hacer frente a los retos sociales, económicos y políticos en todo el mundo.

Esa situación incluye por mucho a nuestro país, pues pese a los innegables avances, hay diferencias que dejan ver que algunos textos de los derechos de la mujer sólo llegan al grado de “cartas de buenas intenciones” y a veces, ni eso.

Violencia de género, inequidad laboral y desempleo, desequilibrio en la participación económica, la desatención materna y los altos índices de mortalidad por condiciones de embarazo y parto; el acceso a la educación, principalmente en las niñas del sector rural; la seguridad social, y una lista abundante de pendientes nos recuerdan la necesidad de trabajar con mayor ahínco hacia la consolidación y plena vigencia de los derechos de la mujer en todos los aspectos, además de celebrar las acciones por ellas realizadas con ese propósito.

Sin duda, una conmemoración que se invoca como un recordatorio a los hombres sobre la valía de la mujer para el desarrollo de lo que somos y lo que queremos ser, para recapitular sobre los avances y los pendientes, entre los cuales, dejar muy en claro, que la existencia de igualdad derechos sin aplicación efectiva, no será más que demagogia.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, mis más sinceras felicitaciones y profundo reconocimiento a la corona de la creación: La mujer.

 

 

 

Senador por Jalisco

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS