Rusia y el Pentágono advierten a Trump que atacar Siria es una locura

2018-04-12 21:57:55

Theresa May y Emmanuel Macron dejaron entrever que están dispuestos a sumarse a Trump en un ataque en Siria.

Tras las serias amenazas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó ayer a Rusia y Siria, amenazando un ataque con “bonitos y nuevos” misiles, el gobierno de Moscú alertó ayer a Washington de que corre el riesgo de desatar una guerra entre ambos países, si decide seguir adelante con el posible ataque.

“No podemos excluir ninguna posibilidad, lamentablemente, porque hemos visto mensajes saliendo de Washington que son muy belicosos”, dijo el embajador ruso en la ONU, Vasili Nebenzia. Según el diplomático ruso, la “prioridad inmediata es evitar el peligro de guerra”, por lo que urgió a EU y a sus aliados a no utilizar la fuerza contra Siria.

“La situación es muy peligrosa”, comentó Nebenzia, que agregó que “ellos”, es decir, EU, “saben que estamos allí”. “Me gustaría que hubiese diálogo por los canales apropiados para evitar cualquier acontecimiento peligroso”, sentenció el diplomático ruso, al tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU celebró una nueva reunión, convocada por Bolivia, para discutir la situación.

Aún así, por si acaso, Rusia sacó ayer sus buques de superficie y submarinos de la base de Tartus, en la costa siria, ante la posibilidad de que Trump cumpla su ameanza.

DESDE DENTRO. Pero las llamadas a Trump a contenerse no llegaron sólo desde fuera; el secretario de Defensa de EU, James Mattis, también aseguró ayer que, pese a que la Casa Blanca cree que, en efecto, el régimen de Bachar al Asad atacó el pasado sábado a su población con armas químicas en Duma, “todavía” están “buscando las pruebas”.

Mattis agregó, en una comparecencia ante el Congreso, que no será posible saber con certeza la naturaleza del ataque hasta que Al Asad autorice una investigación por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), autorización que la organización estaría intentando conseguir, según el jefe del Pentágono.

Ante estas dudas, Mattis afirmó que el Pentágono no tiene intención de actuar si no es junto a sus aliados, y reiteró que el único objetivo de EU en Siria es derrotar al Estado Islámico y no “involucrarse en una guerra civil”.

POMPEO. También el actual director de la CIA, Mike Pompeo, abogó ayer por la diplomacia durante la audiencia que tuvo ante el Congreso, donde intenta conseguir su confirmación como nuevo secretario de Estado.

“Tengo la intención de trabajar para lograr las políticas del presidente con diplomacia, en lugar de enviar a nuestros jóvenes a la guerra”, dijo Pompeo ante los senadores, al tiempo que culpó a Rusia por el histórico conflicto que mantiene con EU.

MACRON, DISPUESTO. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, reafirmó lo dicho por Mattis respecto a los aliados de EU, y aseguró que Trump hablaría antes de la noche con el presidente francés, Emmanuel Macron, y con la primera ministra británica, Theresa May, antes de tomar una decisión definitiva sobre Siria.

Ya antes de las palabras de Sanders, Londres afirmó que quiere “seguir trabajando” con EU, mientras que Macron adelantó que su gobierno sí tiene “pruebas” de que Al Asad estuvo detrás del ataque químico, y agregó que, aunque su compromiso es luchar contra el EI, “no todo está permitido” en la guerra en Siria. Por ello, se entrevé la disposición de París de participar en un ataque junto a Washington.

En cambio, la canciller alemana, Angela Merkel, adelantó que su país “no participará” en una eventual acción militar contra Siria.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS