Sylvia Pasquel, de plácemes

2018-08-06 22:08:13

De verdad, Silvia Pasquel encontró la mejor forma de celebrar sus 50 años de actriz, primero porque sigue con su monólogo teatral No seré feliz, pero tengo marido y luego con un gran festejo que quiere compartir con sus amigos de los medios de comunicación el próximo 8 de agosto, haciendo una gran fiesta.

En la obra de teatro demuestra que es una gran actriz, está muy divertida y te lleva del drama a la comedia; todavía estará un par de fines de semana en la capital, para después irse de gira nuevamente. Teatro 11 de Julio, sábado y domingo 18:00 horas, única función.

Y qué mejor celebración de 50 años de actriz, que teniendo una gran plática de amigas. Así Silvia Pasquel me abrió su corazón y yo lo comparto con su público.

—¿Te pesó ser hija de Silvia Pinal y Rafael Banquells?

“Ya sabes, tuve mi momento de rebeldía, pero era obvio que iba a ser actriz pues siempre estuve cerca de todo esto. No podía ser Silvia Pinal porque ya hay una, no me dejé el Banquells porque me convencieron que debía hacer mi propio nombre, hacer mis méritos, en fin, me dejé y sometieron a votación diferentes apellidos y al final sonaba bien Silvia Pasquel, y bueno, también el Pasquel tiene que ver con nosotros. Claro ahora entiendo que me pude haber dejado Silvia Banquells y no pasaba nada”.

—Y todas han sido mamás muy jóvenes, tu mamá, tú, tu hija…

—Pues para mi mamá y para mí era la época, si a los 18 años no estabas casada, ya eras quedada. Claro que una lo entiende después, que a esa edad no estás madura y que tener hijos es como seguir jugando a las muñecas.

—¿Qué pensaste cuando Stephanie te dijo que estaba embarazada?

—La primera en darse cuenta fue mi mamá, pues mi hija estaba haciendo la obra de teatro Mame con ella y ya no le quedaba tanto la ropa. Pues qué haces: nada, apoyar, aunque sí fue una sorpresa, pues yo ya había hablado con ella, le dije que si algún día tenía una inquietud de tener sexo, me dijera para ayudarla a cuidarse.

—En tu vida también ha habido grandes sufrimientos, pérdidas irreparables…

—Sí, claro, yo viví todo lo del accidente de mi hermana Viridiana, a mí me llamaron para avisarme del accidente, fui a reconocer el cuerpo y avisarle a mi mamá. Fue algo terrible. Y también entiendo que no debí haberle puesto a mi hija Viridiana. Ambas situaciones fueron lo más trágico que ha habido para mí.

—Inevitable preguntar por el tema de moda…

—Ya sé, ya sé, sólo te lo contaré porque me caes bien, yo sí llevaba a Michel, mi nieta a ver a su abuelo, Luis Rey, jugaba con ella, le tocaba la guitarra, fue un buen abuelo. Fue también cuando él ya estaba enfermo. Stephanie llevaba a Michel a ver a su papá Luis Miguel, pero tampoco a cada rato, fueron dos o tres veces. El departamento que dicen le regaló Luis Miguel a Michelle, es mentira, tampoco ningún auto ni tampoco se ven a cada rato. Michelle ha logrado todo con su propio esfuerzo. Cuando vivió en España, el piso que tenía era rentado y ella de su trabajo lo pagaba. Ahora está igual en Nueva York y lo mismo sucedió en Los Ángeles. Mi nieta lo que tiene ha sido por sus esfuerzos y los de su mamá, una chica bien educada, tranquila, y todo gracias a que somos una familia decente. Siempre me preguntan por qué no hicimos escándalo o demandamos por pensión alimenticia y no se hizo porque nosotras no somos así. Lo que me duele un poco es que nadie le ha dado gracias a Stephanie por ser tan buena mamá, al contrario la atacaron, porque en la serie la pusieron muy mal, pero allá quien lo hizo, pues saben perfectamente que no fue de esa forma”.

—¿Cambiarias algo de estos 50 años de actriz o de tu vida?

—Tal vez, no sé, lo que sí sé es que estoy plena y feliz con mi familia, con mis hermanos, con mi hija, mis nietas. Si ahora me dijeran que podía volver a nacer y puedo escoger dónde y con quién, elegiría lo mismo, pues yo soy la que soy por lo que he vivido como Silvia Banquells Pinal y soy Sylvia Pasquel”.

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS