El Papa en Irlanda en torno a la familia

2018-08-25 22:40:02

Con firmes llamados a la santidad a través del vínculo matrimonial, al diálogo, al entendimiento, al continuo perdón y a la vida sacramental, el papa Francisco asistió al Encuentro Mundial de las Familias 2018 (EMF) que tuvo lugar en Irlanda, siendo éste su viaje internacional número 24 y el segundo evento de este tipo que ha presidido durante su pontificado, ya que hace tres años el EMF tuvo lugar en Filadelfia. El Santo Padre recordó que en 1980, permaneció en Irlanda durante tres meses a donde acudió para estudiar inglés.

Ante más de 70 mil personas reunidas en el Croke Park Stadium en Dublín, el papa Francisco destacó que “es hermoso celebrar, porque nos hace más humanos y más cristianos. También nos ayuda a compartir la alegría de saber que Jesús nos ama, nos acompaña en el camino de la vida y nos atrae cada día más a él”.

En su primer discurso, el Papa condenó enérgicamente el crimen de los abusos a menores cometidos por miembros del clero y acusó que “el fracaso de las autoridades eclesiásticas –obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros– al afrontar adecuadamente estos crímenes repugnantes ha suscitado justamente indignación y permanece como causa de sufrimiento y vergüenza para la comunidad católica”.

Luego hizo referencia a los conflictos de carácter religioso que tuvieron lugar en el pasado en Irlanda: “Nos sentimos a menudo impotentes ante el mal persistente del odio racial y étnico, ante los conflictos y violencias intrincadas, ante el desprecio por la dignidad humana y los derechos humanos fundamentales y ante la diferencia cada vez mayor entre ricos y pobres. Cuánto necesitamos recobrar, en cada ámbito de la vida política y social, el sentido de ser una verdadera familia de pueblos. Y de no perder nunca la esperanza y el ánimo de perseverar en el imperativo moral de ser constructores de paz, reconciliadores y protectores los unos de los otros. Aquí, en Irlanda, dicho desafío tiene una resonancia particular, cuando se considera el largo conflicto que ha separado a hermanos y hermanas que pertenecen a una única familia. Hace veinte años, la comunidad internacional siguió con atención los acontecimientos de Irlanda del Norte, que llevaron a la firma del Acuerdo del Viernes Santo.”

El papa Francisco habló de los valores familiares y de la importancia de la educación en el seno familiar: “Vosotras, queridas familias, sois la gran mayoría del Pueblo de Dios. ¿Qué aspecto tendría la Iglesia sin vosotras? Una iglesia de estatuas. Escribí la Exhortación Amoris laetitia sobre la alegría del amor para ayudarnos a reconocer la belleza y la importancia de la familia, con sus luces y sus sombras, y he querido que el tema de este Encuentro Mundial de las Familias fuera ‘El Evangelio de la familia, alegría para el mundo’. Dios quiere que cada familia sea un faro que irradie la alegría de su amor en el mundo. ¿Qué significa esto? Significa que una familia sea un faro que irradia la alegría”, dijo.

Finalmente, el Papa afirmó que “la familia es el aglutinante de la sociedad; su bien no puede ser dado por supuesto, sino que debe ser promovido y custodiado con todos los medios oportunos”.

 

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS