El plan de gobierno y los temas de mujeres

2018-09-01 23:12:26

En el pasado proceso electoral casi no se abordaron temas sobre mujeres y hay que tener presente que la población mexicana (123.5 millones) está conformada mayoritariamente por ellas que suman 63.2 millones y los hombres son sólo 60.3 millones; a pesar de ser mayoría, todavía son pocas las propuestas femeninas, específicas.

Si analizamos el nivel de pobreza, vemos que en México viven en pobreza 53.4 millones y en pobreza extrema 43.6 y es un hecho que en una familia con pobreza, quienes más la sufren son las mujeres.

Por otra parte, es un hecho que las mujeres han avanzado en su interés y participación en la vida política del país, pero todavía son numerosas las que consideran que “la cosa pública no es propia para ellas” y es en esta área donde los funcionarios públicos podrían influir presentando sus propuestas dirigidas a ellas y llamándolas a participar, para que la integración plena de las mujeres a la vida social, económica y política del país, sea una realidad en todos los rincones de la Patria.

Paralelo a la propuesta de igualdad de oportunidades para las mujeres, se requiere impulsar la igualdad en el área educativa, ya que el analfabetismo es mayor entre ellas. En las edades de 20 a 64 años, 6.1% es analfabeta y sólo el 4.1% de hombres lo es. Y en las edades de 65 o más el porcentaje de mujeres es de 26.2% y el de hombres de 18.1%.

Es necesario que la educación, en sus distintos niveles, llegue a todas las zonas del país y que se impulse la inscripción de las niñas, ofreciéndoles becas especiales para ellas, a fin de que las familias no decidan inscribir sólo a los varones. También sería de gran utilidad alfabetizar a las personas mayores que lo requieran, ya que ahora se ha aumentado la media de vida y necesitan herramientas para tener una mejor calidad de vida.

En el Programa Nacional de Gobierno se debe encontrar el convertir a todas las escuelas de educación básica en “Escuelas de tiempo completo” a fin de que los menores sean debidamente atendidos mientras las madres trabajan fuera del hogar y que se hagan cumplir las normas para que las empresas e instituciones establezcan guarderías para los hijos de sus trabajadoras.

Hay otras urgente propuestas que requieren estar comprendidas en ese Plan como: el que todos los empleadores paguen a las mujeres el mismo salario que se paga a los hombres por trabajos de igual nivel y calidad y no se pague menos sólo por el hecho de ser mujer.

Otra debe ser el facilitar el ingreso y permanencia de las niñas en la educación básica, con becas dirigidas a las familias, que se otorguen sólo si las niñas van a la escuela.

Un aspecto importante es eliminar la discriminación de las mujeres en la Administración Pública, para ocupar puestos de mayor jerarquía. Los ascensos no se otorgan por capacidad, sino por influencias o por costumbre y las mujeres son las más afectadas; está siendo difícil para los varones aceptar el mando femenino y esto ameritaría la atención de las futuras autoridades.

Como se puede ver, el papel que las mujeres desempeñan ahora en la sociedad, requiere ser considerado en la planeación de las políticas públicas de todas las dependencias, para que las familias y la sociedad, sean beneficiadas con ese cambio social y se pueda alcanzar la plena igualdad entre mujeres y hombres, en obligaciones, derechos y oportunidades.

En las campañas no se abordaron mucho estos temas, pero en los Planes de Gobierno deberán ser incluidos para beneficio de las familias y de todas las instituciones.

 



Doctora en Ciencias Políticas

melenavicencio@hotmail.com

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS