Cuarón le da el primer León de Oro a México en su historia

2018-09-08 22:58:34

"Déjenme ver si sé pronunciar correctamente el nombre”, bromeó el cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien fue el que presidió este año el jurado de La Mostra de Venecia, para anunciar al ganador del León de Oro. Un año atrás él lo ganaba por La forma del agua, ayer tocó el turno de entregarlo a su amigo Alfonso Cuarón, por su película Roma, una oda a las mujeres más importantes de su vida.

Cuando Cuarón subió a recoger el máximo galardón del festival se notaba su emoción. Lo recibió de manos del presidente de la Biennale, Paolo Baratta, luego fue con Del Toro a fundirse en un abrazo. Una escena especial en el cine mexicano si recordamos que ellos, junto a Alejandro González Iñárritu cambiaron la historia del cine mexicano y ahora, con Roma, parece consolidar en el mundo la nueva época de oro.

“Tú te robaste la historia de Stephen King”, fueron las primeras palabras que Guillermo del Toro le dijo a Alfonso Cuarón cuando lo conoció hace tres décadas, en la época ambos tuvieron la oportunidad de dirigir algunos episodios de la serie de suspenso de Televisa, llamada La hora marcada. “Sí”, le contestó Cuarón, a lo que Del Toro agregó: “¿Y por qué si la historia de King era tan buena, tu episodio es tan malo?”. Ése fue el inicio de una de las amistades cinematográficas más simbólicas de la historia.

Recién hace unos días, durante el Festival de Cine de Telluride, Cuarón recordó que cuando le llegó la oferta de rodar Harry Potter y el prisionero de Azkabán (2004), no estaba convencido de hacer la adaptación al cine del libro de J.K Rolling, por lo que decidió comentárselo a Del Toro.

“Hablé con Guillermo, como siempre hago y me pregunta: ‘¿Qué hay? ¿Algún proyecto en puerta?’. Le dije, ‘me ofrecieron Harry Potter, ¿puedes creerlo?’ y entonces me mira enojado y dice ‘pinche flaco, eres un pinche bastardo arrogante, compra los libros y luego me llamas’. Cuando me habla así, bueno tienes que ir a la librería”, dijo. 

Luego de leer los libros, el director de Gravity (2013) volvió a llamar a su colega para darle la buena nueva de que aceptaría el proyecto. “Le dije ‘ el material es realmente bueno’ como director, fue casi como una lección de humildad, al preguntarme cómo lo haría mío, pero al mismo tiempo, cómo respetaría lo que había sido tan amado en las dos películas previas”, expresó. 

En ese abrazo en Venecia estaban también estas anécdotas. Luego llegó el momento de dirigir un mensaje con el León de Oro en las manos: “Este premio y este festival son increíbles”, expresó en italiano. Luego agradeció el trabajo de todo el equipo de producción y de Netflix, por hacer posible el filme (también es el primer gran premio que gana la plataforma de streaming en cine).

Roma es un homenaje a las personas que lo criaron. Es el retrato de cómo se fractura una familia. Es el derrumbe del matrimonio de Sofía (Marina de Tavira) y su esposo —un médico—, que pasa a un segundo plano para centrarse en la historia de Cleo (Yalitzia Aparicio), una mujer indígena que se dedica al servicio junto con Adela (Nancy García) y quienes son las principales responsables de los cuatro niños de la casa. A sus actrices hizo un agradecimiento especial: “Por su valor, su generosidad y el inmenso respeto por las mujeres que interpretaron”.

El personaje central está inspirado en su nana Libo, quien acompañó al cineasta mexicano durante casi todo el rodaje: “Por las casualidades de la vida, hoy (ayer) es el cumpleaños de Libo, el personaje en el que está basado el de Cleo (Aparicio). Es su regalo de cumpleaños”, dijo Cuarón en inglés, antes de pasarse al español. “Te cantaría las mañanitas pero no voy a ofender los oídos de toda esta gente”, dijo Cuarón, que quiso expresar su “inmenso amor”.

Roma simboliza el primer León de Oro para una producción en su mayoría mexicana. También el tercero vinculado al cine mexicano en las últimas cuatro ediciones. El venezolano Lorenzo Vigas sorprendió a todos al ganar el máximo galardón del festival en 2015 con Desde allá, una coproducción que cuenta con el respaldo del guionista Guillermo Arriaga y el director Michel Franco. El año pasado Del Toro inició en El Lido un exitoso camino lleno de premios que culminó con cuatro premios Oscar para La forma del agua, una producción estadunidense. Cuarón ha comenzado en el Lido un camino similar y se ha puesto como objetivo la nominación a Mejor Película de Habla no Inglesa.

“A ti, a mi familia y a mi país, México. Los amo”, concluyó ante todos los asistentes a la gala en pie.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS