“Cuando ciertas palabras caen en desuso, se empobrece el vocabulario”: Fernando Iwasaki

2018-09-09 21:23:02

Fernando Iwasaki señala que toda una cultura desaparece cuando desaparece una palabra.

El español, pese a que es un idioma con una vasta riqueza y que es hablado por más de 500 millones de personas, tiene palabras en desuso,  problemática que el escritor, historiador y filólogo Fernando Iwasaki (Perú, 1961) encontró y a partir de la cual formuló Las palabras primas.

“El libro nace de la perplejidad de un hispanohablante de la periferia al encontrarse con todas las hablas del español, y cómo estas palabras me pueden llevar a reflexionar a través del tiempo y el espacio, sobre diferentes realidades de nuestra lengua y sus posibilidades en un mundo global”, comenta Iwasaki, en entrevista.

El autor señala que sus inquietudes comenzaron cuando se mudó a España, donde radica desde hace 30 años y en donde también pudo constatar que hablaba un español diferente, por lo que comenzó a indagar hasta conformar 30 ensayos, que son los que conforman el libro publicado por Páginas de espuma.

“Nuestro español es muy rico, lleno de matices y eso ameritaba un libro. Somos 570 millones de hispanohablantes, pero no todos hablamos igual”.

Iwasaki explica que el hecho de que no todos los hablantes de español tienen un mismo acento y léxico, no es un fenómeno exclusivo del español, también sucede, por ejemplo, con el inglés o el alemán; sin embargo, el caso del español es relevante porque es la segunda comunidad más dinámica en internet.

“Para aprender a hablar en español no hay que vivir en España, se puede vivir en diferentes países, pero el único país que certifica es España, a través del Instituto Cervantes. Lo que tenemos que hacer es aprender”.

La sentencia de que el español se debe aprender guarda relación con que hay palabras en  desuso, lo cual representa un riesgo de extinción, de la misma forma en la que desaparecen algunas especies.

“Deberíamos de salvar algunas palabras. ¿Cuántas palabras del campo o de las artesanías están por desaparecer? Esas palabras que se perderán, describen cosas. No podemos ser indiferentes ante eso, porque cuando desaparece una voz que designa a una vasija, por ejemplo, habrán desaparecido esas vasijas y las personas que las realizaban. Toda una cultura desaparece cuando desaparece una palabra”.

Fernando Iwasaki encuentra al Estado como responsable indirecto de que desaparezca algunas palabras, dado que éste es el encargado de que la educación sea cada vez mejor, sin embargo, enfatiza en el problema.

“Cuando ciertas palabras caen en desuso, se empobrece el vocabulario, y un vocabulario pobre quiere decir que renunciamos a la posibilidad de nombrar a las cosas con mayor exactitud. Tengamos el mismo rigor y determinación con la que hablamos una lengua extranjera”.

El factor “lenguas extranjeras”, dice el historiador, también está relacionado con el español, puesto que a partir del inglés se construyen realidades que inciden en la sociedad de habla hispana.

“Las universidades del mundo son evaluadas con parámetros que fueron concebidos en el inglés, deberíamos ser capaces de crear jerarquías dentro de nuestra comunidad lingüística”.

En Las palabras primas también se habla de las nuevas tecnologías en relación con el español, puesto que dichos inventos, en su mayoría, fueron concebidos en una sociedad de habla inglesa.

“Las nuevas tecnologías no son elaboradas por hispanohablantes, lo cual explica por qué los correctores son tan pobres. Por otro lado, prolongan el horario laboral, se trabaja más por menos y el tiempo libre no existe, adaptamos nuestra vida a partir de los aparatos y no al revés”, concluye.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS