Cada 40 segundos alguien en el mundo se suicida: OMS

2018-09-10 11:32:58

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el suicidio es un problema grave de salud pública y cada año a nivel mundial 800,000 personas se quitan la vida. En nuestro país, se ha mostrado un incremento en la última década sobre todo en edades tempranas, entre los 10 y 17 años en adelante. Por sexo, la tasa de suicidio es de 8.5 por cada 100 mil hombres y de 2.0 por cada 100 mil mujeres. Las entidades federativas que tuvieron mayores tasas de suicidio, por cada 100 000 habitantes, fueron Chihuahua (11.4), Aguascalientes (9.9), Campeche (9.1) y Quintana Roo (9.1).

El suicidio es el acto por el que un individuo, deliberadamente, se provoca la muerte a sí mismo y existen muchas causas para realizarlo, duelos, problemas económicos, consumo de drogas entre otros.

Se estima que las dos terceras partes de quienes se quitan la vida sufren depresión y que los parientes de los suicidas tienen un riesgo más elevado (hasta cinco veces más) de padecer tendencias al respecto. Es la tercera causa de muerte en las personas de entre 15 y 29 años en México y el número de adultos mayores que lo logran o intentan va en aumento

Por esta razón y como medida para hacer frente a la problemática y convocar a la adopción de medidas a nivel mundial, la OMS y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS), establecieron el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una oportunidad para sensibilizar y difundir tan importante problema en el mundo y en nuestro país.

Especialistas en el tema de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente”, de la Subsecretaría de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud, de Tabasco, del Servicio de Admisión Continua en el Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro”, del Investigación del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, de la UNAM,  de la Red Mundial de Suicidólogos México, AC, y los Servicios de Atención Psiquiátrica, de la Secretaría de Salud, comentaron que todos somos susceptibles a cometer suicidio o desarrollar ideas de muerte, pero que es prevenible. 

Mencionaron que dentro de las causas destacan las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales, el aislamiento, problemas de salud, autoestima, desesperanza, sentimientos de rechazo e incapacidad para resolver problemas, afectando en forma preocupante a algunos sectores de la población, como los adolescentes y los médicos.

En México, es notable el incremento del suicidio a edades más tempranas y aun no tenemos a pesar de las investigaciones recientes una explicación del por qué y del cómo afecta a todos los niveles sociales de nuestra población.  

Ninguna explicación es universal. En nuestro país los factores sociales, psicológicos y culturales son importantes para determinar el acto suicida, siendo particular la experiencia obtenida del estudio de la población del sureste, donde el suicidio se convierte en un problema de salud pública inminente de su estudio y atención. Entidades como Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas figuran entre las primeras quince en ocurrencia de suicidios. 

Para finalizar, los especialistas en psiquiatría enfatizaron que se requiere establecer estrategias nacionales de prevención que deben abarcar los siguientes puntos:

•              Ampliar la cobertura y atención integral de las enfermedades mentales y las adicciones (depresión y alcoholismo) en los tres niveles de atención

•              Focalizar las campañas de prevención y la educación para la salud mental en grupos vulnerables, especialmente en población joven, ya que tienen una tasa de suicidio en crecimiento

•              Llevar a cabo un programa de seguimiento, por parte de las instituciones de salud, a personas con conducta suicida que acuden a un hospital general, ya que éste es el factor de riesgo más importante para suicidio consumado 

•              Capacitar al personal médico, paramédico y población en general acerca de la conducta suicida con herramientas como el programa mhGAP de la OMS, ya que un alto porcentaje de las personas que fallecieron por suicidio expresaron fantasías de muerte, ideación suicida o mostraron signos de alarma a profesionales de la salud

•              Implementar UNA línea telefónica NACIONAL con atención 24/7 que esté integrada a los servicios de salud, servicios de atención inmediata (paramédicos, bomberos) y de seguridad pública atendida por personal capacitado

•              Diálogo y difusión de información veraz a los medios de comunicación con base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para la adecuada difusión de noticias relacionadas con salud mental

•              Mantener especial atención en poblaciones ya identificadas con trastornos mentales y consumo nocivo de alcohol, ya que contribuyen a que se cometan muchos suicidios en todo el mundo 

•              La identificación temprana y el manejo eficaz son fundamentales para conseguir que las personas reciban la atención que necesiten

•              Es necesario eliminar el estigma del suicidio en todas las sociedades para favorecer la búsqueda de atención, particularmente en adolescentes y en el grupo de practicantes de la medicina.

 

 

 

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS