En defensa de la UNAM

2018-09-10 22:23:19

La Universidad Nacional Autónoma de México es una institución pública heredera de la Real y Pontificia Universidad de México en 1551, pero la cual tiene su esencia y orígenes propios en el proyecto de fundación de don Justo Sierra, quien a finales de abril de 1910 propondría la creación de un instituto universitario que se conformaría de un sistema de instituciones ya existentes que se integrarían a este nuevo ente, cuyo objetivo principal sería incorporar a los jóvenes a la transición hacia el México moderno.

De orígenes vinculados a la gran revolución social del siglo XX, la UNAM ha sido un móvil de mentes y masas que, ya sea desde la academia o el quehacer cotidiano, ha estimulado la participación histórica de la sociedad en los principales hechos y fenómenos políticos e institucionales en México; siendo además un ente que ha formado a los más eminentes servidores públicos, quienes han velado por el desarrollo democrático, el empoderamiento ciudadano y el crecimiento económico.

Sin duda, hablar hoy de la UNAM es también referirnos a una institución que ha estado estrechamente ligada al desarrollo de nuestro país en la última centuria y que hoy se encuentra, incluso, con una firme presencia a lo largo y ancho de la República Mexicana. Por ello, los hechos ocurridos el pasado 3 de septiembre en las inmediaciones de la explanada de Rectoría, resultan no sólo lamentables y rechazables para la comunidad universitaria, sino también reprobables por toda la sociedad mexicana en general.

De ahí que desde el Pleno del Senado de la República, representantes de los ocho grupos parlamentarios que se conformaron finalmente, por declaratoria del Presidente de la Mesa Directiva, hayamos decidido unir nuestras voces, para condenar de manera enérgica las agresiones que recibieron jóvenes estudiantes por parte de grupos violentos, que actuaron de manera autoritaria ante la falta de argumentos plurales y constructivos.

Es precisamente en nuestra Máxima Casa de Estudios, un espacio de la enseñanza pública y gratuita, donde prevalece la tolerancia al pensamiento crítico y en donde millones de alumnos de distintas condiciones socioeconómicas concurren con la finalidad de recibir las mejores enseñanzas como actores sociales, portando los más altos valores que un universitario pueda tener; por lo cual, como representantes populares, fue necesario actuar desde el Senado de la República, para evitar a toda costa que esta situación se pueda volver a replicar bajo cualquier circunstancia.

Por ello presenté ante este cuerpo parlamentario, un pronunciamiento conjunto y de manera categórica sobre estos hechos incendiarios que no sólo violan los derechos de los mexicanos a la libre manifestación y expresión de ideas; sino también ponen en riesgo la integridad de la comunidad universitaria.

El Senado y la sociedad mexicana hemos expresado invariablemente nuestra solidaridad con los estudiantes agredidos y con la UNAM, y hemos emitido un juicio contrario a los dogmas, al fanatismo y a la violencia.

México está unido por la paz universitaria y por la paz en el país.

 

* Senador de la República

@manuelanorve

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS