Xi y Putin buscan alianza contra la hostilidad de Trump

2018-09-11 22:39:33

En plena guerra comercial de Estados Unidos contra China, jaleada por el presidente Donald Trump, su homólogo chino, Xi Jinping, quiso enviar ayer un mensaje desafiante a la Casa Blanca: una foto junto a Vladimir Putin, durante la apertura de las mayores maniobras militares rusas de la era soviética en la que participan 300 mil soldados.

Ayer, Xi y Putin estrecharon sus manos para sellar la relación estratégica entre ambas superpotencias, para hacer frente a lo que Xi describió como una atmósfera geopolítica impredecible”.

“Vemos acciones unilaterales y acciones económicas hostiles, pero Rusia y China son buenos vecinos y socios. Tenemos una fuerte cooperación, tenemos un interés histórico fuerte en mantener y hacer más fuertes nuestras respectivas naciones. Ambos países entramos en una nueva era de cooperación y juntos podremos neutralizar los retos y riesgos que enfrentamos”, declaró Xi, sin necesidad de nombrar al culpable de la nueva ola populista y proteccionista que afecta a medio mundo: Donald Trump.

Líder de la globalización. En su intervención en una mesa redonda sobre cooperación interregional en el Foro Económico Oriental de Vladivostok, donde se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, Xi dijo: “Vemos la globalización económica y una política multipolar, pero también vemos otras tendencias que van en contra de este desarrollo positivo”.

En este sentido, ambos líderes apostaron por el uso de las divisas nacionales para las transacciones, en un intento de romper la hegemonía mundial en el comercio del dólar estadunidense.

Maniobras conjuntas. Como parte del reforzado eje Moscú-Pekín, el régimen comunista asiático decidió enviar un contingente de 3 mil 500 soldados del Ejército Popular de Liberación Chino para que participen en las maniobras militares rusas en el oriente del país.

Las maniobras militares rusas coinciden, además, con la el frente de guerra de Rusia en la última provincia siria que queda en manos de los opositores al régimen de Bachar al Asad.

Aunque las maniobras tienen lugar lejos de su zona de influencia, la OTAN ha expresado su preocupación, ya que considera que Rusia está escenificando su respuesta ante una posible guerra a gran escala.

La Alianza recordó que Rusia no ha dejado de incrementar su presupuesto militar en los últimos años y de aumentar su potencial militar en el Báltico, mar Negro y Mediterráneo, a lo que suma su voluntad de utilizar la fuerza contra vecinos como Ucrania y Georgia.

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS