Recuerdan a Ricardo Martínez con exposición en Bellas Artes

2018-11-27 21:17:01

El centenario del nacimiento de Ricardo Martínez (28 de octubre de 1918 - 11 de enero de 2009) es conmemorado con la exposición Desde el interior, conformada por 108 piezas, entre documentos, dibujos preparatorios y pinturas, las cuales dejan al descubierto el proceso creativo que tenía el artista.

De las más de 100 piezas que estarán hasta el 24 de febrero, en el Palacio de Bellas Artes, 90 se exhiben por primera vez y corresponden a diferentes años, pues son obras que fueron realizadas entre 1940 y 2006.

“Esta exposición fue realizada desde esta intimidad que por primera vez estaremos viendo en las salas Paul Westheim y Justino Fernández, en donde evocaremos a un Ricardo Martínez, si no distinto, seguramente novedoso, porque la curaduría trató de establecer esas construcciones y diálogos que Ricardo hizo a lo largo de toda su trayectoria”, dijo Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes.

Desde el interior contó con el trabajo curatorial de Miriam Kaiser, Aurora Avilés y Dabi Xavier, quienes dispusieron las piezas en cuatro núcleos temáticos: “El proceso creativo”, “Nuevas visiones, Pequeñas Grandes obras. Viñetas y trabajo editorial” y “Una mirada al circuito artístico y afectivo”.

Ricardo Martínez comenzó su paso por exposiciones desde 1940, cuando en 1940 presentó sus obras en la Galería de Arte Mexicano, dirigida por Inés Amor, a partir de ese momento continuó hasta realizar exhibiciones memorables en Bellas artes, en 1984 y 1994; sin embargo, la principal diferencia con Desde el interior es que se dan a conocer por primera vez 90 piezas.

Sarina Martínez, hija del artista, comentó que la exposición “ha sido un viaje y un aprendizaje. Como su hija, me tocó presenciar una gran parte del proceso creativo cuando nos dejaba entrar a su estudio; pero más que nada conocer su obra a fondo, como la intuía. En el proceso de elaboración de la exposición aprendí muchas cosas”.

En “El proceso creativo”, se aprecian dibujos a lápiz o tinta que Ricardo Martínez hizo para experimentar con escalas, estudios de figura y estudios cromáticos, que desembocaron en creaciones como Un hombre y dos mujeres (1946), El abrazo (1959) o Niño cantando (1954).

El trabajo continuo del artista prosigue en “Nuevas visiones: obra inédita y formas de trabajo”, segundo núcleo, donde hay obras de Martínez que se caracterizan por la utilización de técnicas específicas y el uso de ciertos temas.

En ese mismo espacio, dijo Aurora Avilés, cocuradora de la muestra, se ve la influencia que Federico Cantú, Julio Castellanos o José Clemente Orozco, tuvieron sobre el artista mexicano.

La segunda parte de la exposición se encuentra en la sala Justino Fernández, donde está “Pequeñas grandes obras. Viñetas y trabajo editorial”, tercer núcleo donde se ve la relación del pintor con la literatura, pues Martínez se caracterizó por ilustrar alrededor de 40 publicaciones.

Entre las obras ilustradas están Junta de sombras, de Alfonso Reyes; Epigramas americanos, de Enrique Díez-Canedo, y Pedro Páramo, publicación de Juan Rulfo editada por el Fondo de Cultura Económica e ilustrada en la portada por el autor con Niño con perro (1941).

La exposición termina con “Una mirada al circuito artístico y afectivo”, núcleo conformado por piezas que desarrolló a la par que construía amistades con personalidades como el poeta Alí Chumacero, quien hizo un retrato de Martínez, así como cartas enviadas por Juan Soriano y José Luis Cuevas al pintor.

 

 

Ricardo Martínez. Desde el interior estará hasta el 24 de febrero de 2019, en el Palacio de Bellas Artes.

 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS