Facebook Twitter Youtube Sábado 24 de Febrero, 2018

La Esquina

La presión social sirvió para impedir que los recursos para la reconstrucción de la Ciudad de México fueran utilizados políticamente y sin tomar en cuenta las necesidades de los damnificados, como se pretendía. Queda mucho por hacer. Queda mucho, también, por reconstruir en el entramado político que destejieron las ambiciones.

Periódico Impreso