Facebook Twitter Youtube Miércoles 24 de Agosto, 2016

La Esquina

Una cosa es la negociación y otra es el chantaje y la extorsión con el futuro de los niños. Mientras los militantes de la CNTE no entiendan esa diferencia, está de más intentar algo. Por otra parte, ha quedado claro hoy que la fuerza de esa organización, aunque tiene altavoces en otros lados, está circunscrita a dos estados. Por ahí hay que empezar.

Periódico Impreso