Facebook Twitter Youtube Sábado 03 de Diciembre, 2016

La Esquina

La coyuntura mundial es tan difícil que ha hecho a Stephen Hawking saltar de su torre de marfil. Sus reflexiones no deben caer en saco roto: si las élites del mundo siguen creyendo que, en el fondo, las cosas pueden seguir como están, se nos avecina una catástrofe de múltiples aristas.

Periódico Impreso