Facebook Twitter Youtube Lunes 18 de Febrero, 2019

La Esquina

La queja de tener policías mal capacitados y con armamento obsoleto comenzó a principios de este siglo. Desde entonces, gobernadores y alcaldes, salvo contadas excepciones, no han intentado poner solución a esas debilidades ante el avance del crimen organizado. Sólo quejarse y clamar por el auxilio federal. Por eso, si la iniciativa en el Senado prospera, tendrán que pagar por el uso de la Guardia Nacional, que en muchos estados han satanizado.

Periódico Impreso