Facebook Twitter Youtube Jueves 23 de Febrero, 2017

La Esquina

Una cosa es el diálogo civilizado entre las naciones y otra, muy diferente, la obsecuencia. México tiene que dialogar con su importante vecino del norte, en defensa de sus intereses y en pro de beneficios para todos. Pero se deben dibujar con claridad los límites: por eso está bien señalar con claridad lo que el país no va a aceptar. Porque lo que hace el gobierno de Trump es simplemente inaceptable.

Periódico Impreso