Academia


Desarrollan eficaz prueba casera para detectar riesgo de cáncer cérvico uterino

La Universidad Johns Hopkins señala que identifica células sanas que progresarán a este tipo de enfermedad/ Se podrá ofrecer atención temprana y poder salvar vidas

Desarrollan eficaz prueba casera para  detectar riesgo de cáncer cérvico uterino | La Crónica de Hoy

La prueba casera de detección molecular usa un pequeño cepillo para que la paciente colecte células de su pared vaginal. Foto: Science Photo Library

Una nueva prueba casera para detección de riesgo de cáncer cérvico uterino fue desarrollada por un equipo liderado por un egresado de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, y mostró alta eficacia para identificar células que todavía están sanas, pero progresarán hacia cáncer. Al igual que otras pruebas de detección caseras, se trata de un pequeño cepillo y un cilindro dentro del cual se coloca el cepillo después de frotar la pared vaginal para colectar células que después serán entregadas y analizadas en laboratorio. 

Los investigadores que crearon la prueba prevén que una mujer podría hacerse el  cepillado o frotis, después enviar la muestra a un laboratorio personalmente o por correo y obtener los resultados en menos de dos semanas, de manera similar al proceso de los kits de detección del cáncer de colon en casa ya en uso.

La clave científica que hace a esta prueba altamente eficiente consiste en identificar células aparentemente sanas pero que, al ser analizadas molecularmente, experimentan un proceso químico llamado metilación, es decir, la adición de tres átomos de hidrógeno unidos a un átomo de carbono, que se pegan a una molécula de ADN. Si se detecta alta presencia de metilación la paciente será tratada tempranamente por tener una mayor probabilidad de que las células cervicales progresen a un estado canceroso.   

La Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins informó que el proyecto es encabezado por el Doctor David Sidransky, experto en la detección genética molecular del cáncer, junto con el egresado de esa casa de estudios Rafael Guerrero-Preston. 

“Si alguien da positivo y se detectan los primeros pasos del desarrollo del cáncer, podemos tratarlo antes de que se vuelva invasivo”, dice Sidransky. “Incluso si no se detecta la presencia de un tumor, el muestreo de la zona más grande nos permite diagnosticar un problema y estimar mejor la probabilidad de que evolucione a cáncer”, dice.

Los líderes del proyecto impulsan llevar esta prueba hasta mujeres de poblaciones vulnerables, como la población migrante latina, que tienen mayores tasas de ese tipo de cáncer pues no acuden a centros médicos a realizarse la prueba Papanicolaou para detección temprana de este padecimiento. 

A pesar de la eficacia del Papanicolaou, en Estados Unidos y en todo el mundo hay disparidades geográficas y raciales con respecto a quién realiza el examen y qué es un seguimiento adecuado. Los estudios han demostrado que las mujeres mayores que no recibieron la vacuna para el virus del papiloma humano (VPH, una causa conocida de cáncer de cuello uterino) tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, mientras que las mujeres negras tienen una mayor incidencia de la enfermedad y se recuperan peor después del diagnóstico. Además, en muchas comunidades latinas, la prueba no es ampliamente aceptada.

DETECTAR MOLÉCULAS. La nueva prueba supone un proceso molecular robusto en el que las células tomadas de un frotis vaginal se utilizan para detectar tanto el VPH como el ADN metilado. Mientras que un Papanicolaou solo analiza una pequeña muestra de células de un solo punto en el cuello uterino, Sidransky dice que la prueba casera comprueba tanto el sitio del frotis como la región circundante en busca de señales de alerta temprana del cáncer de cuello uterino. 

La prueba de metilación obtuvo licencia a través de Johns Hopkins Technology Ventures  a LifeGene BioMarks, una compañía filial de Johns Hopkins. Guerrero-Preston, fundador y director científico de la empresa, trabajó en el laboratorio de Sidranksy durante una década.

LifeGene BioMarks y Sidransky recibieron recientemente dos subvenciones por un total de más de $1.5 millones a través del programa de Investigación de innovación para pequeñas empresas de la Administración de Pequeñas Empresas de los Estados Unidos. Los fondos de la subvención se utilizarán para hacer la prueba más robusta para un mejor muestreo celular y luego para permitir a los médicos examinar un mayor número de muestras para la validación clínica. 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -