Escenario


El horror religioso de "Feral" rumbo a los Premios Ariel

Entrevista. El cineasta Andrés Kaiser, arroja en su más reciente trabajo, un acercamiento a la prefabricación del lenguaje a través del fanatismo

El horror religioso de

Foto: (Fotograma) El filme compite en la categoría de Mejores Efectos Especiales.

Juan Felipe de Jesús (Héctor Illañes) es un ex monje que decide aislarse en las profundidades de la sierra oaxaqueña; lugar donde tendrá un encuentro directo con un niño salvaje —carente de lenguaje y capacidades sociales— a quien intentará brindar las herramientas básicas para desenvolverse en la sociedad, desconociendo los horrores que este proceso conllevará.

La religión es un elemento contrastante en una historia que, más allá de un horror sobrenatural, intenta plantear una incomodidad atmosférica y narrativa, aunado a la propia ruptura de las costumbres observadas en el propio catolicismo.

“En nuestro país, es complicado no tener un contacto directo o indirecto con el catolicismo. Mi interés siempre fue desde la parte teatral de dicha religión, lo cual ha permeado en mi propio trabajo y, a partir de Feral, realizar una crítica elegante de este contexto, enriquecido con señalamientos hacia más aristas de la experiencia humana, para lograr un balance adecuado en la película”, comentó el cineasta a Crónica Escenario.

La película logra un vínculo muy profundo con el espectador a partir del uso de un formato documental, cuyo propósito era brindar una esencia de realismo remarcado para cualquiera que se enfrentara a su historia.

“Fue a partir de una convocatoria de documentales —a la cual nunca entramos— que se decidió adoptar el formato de documental, agregando los elementos del found footage. Todo surge de una necesidad de levantar un proyecto que se transformó en algo muy complejo”, contó el director.

“El valor agregado que encontré con el formato documental fue el hiperrealismo en nuestra historia, además de permitir un juego interesante en el ritmo de los cambios de temporalidad, dilatando el tiempo y transformándolo en algo complejo. Finalmente, el propio formato se transforma en una metáfora de nuestro encuentro con una realidad construida, la cual es uno de los principales postulados de la cinta”, complementó Kaiser.

“Estoy convencido de que somos una construcción social, siempre me ha costado digerir la idea de que ‘somos buenos por naturaleza’. A lo largo de nuestra historia, nos hemos encargado de construir una red cultural tan eficiente, que ha detonado en una edificación de nuestra realidad, convirtiéndonos en el único animal que, a partir de historias, crea su propio contexto de vida”, reflexionó el cineasta.

Andrés Kaiser muestra un interés marcado por el cine de género nacional; algo que será observado en sus próximas producciones, con el propósito de brindarle al público mexicano nuevas miradas a partir de este tipo de cintas.

“En México existe una gigantesca cultura del género en el cine, con múltiples películas y destacados autores, siendo una pena que estos no resalten en vida; las propias instituciones encargadas de salvaguardar este tipo de productos, no confían en estás historias, dejando de lado las enormes posibilidades que poseen”, señaló Kaiser.

“Actualmente me encuentro trabajando en una cinta, llamada Preciosísima sangre, situada en el siglo XVIII —en el México colonial— en un convento de monjas donde suceden una serie de asesinatos inexplicables, volviendo a tocar temas religiosos, y donde doy continuidad a mi interés por el cine de género; en este caso con una ficción que sea capaz de transmitir ideas complejas por medio de un terror elegante”, agregó.

Feral posee una nominación a los premios Ariel, gracias a la labor de Ricardo Arvizu, en la categoría de Mejores Efectos Especiales, creando entorno visual que complementa, a la perfección, el trabajo narrativo de Andrés Kaiser: “Arvizu, en su campo, es uno de los mejores del país, y gracias a su labor —aunado a los elementos actorales, maquillaje, entre otros— fue que se logró el hiperrealismo que la cinta necesitaba”.

“Los esfuerzos se duplicaron en esta producción, ante la necesidad del formato documental, lo cual resaltó aún más el trabajo de Ricardo” destacó.

Comentarios:

Destacado:

+ -