Cultura


El legado de Cárdenas es el mantener una actitud crítica al sistema político: Ricardo Pérez Montfort

“Cárdenas más por optar por la violencia y aniquilación del enemigo, trató de llegar a acuerdos”, dijo el historiador.

El legado de Cárdenas es el mantener una actitud crítica al sistema político: Ricardo Pérez Montfort | La Crónica de Hoy

Lázaro Cárdenas en compañía de un militar. Foto: Mediateca INAH

Lázaro Cárdenas (Michoacán, 1895- Ciudad de México, 1970) fue un político que supo escuchar, fue la figura idónea de cambio generacional posrevolucionario, el personaje que inició las giras electorales y quien desató una ola de solidaridad nacional tras la expropiación petrolera en 1938. Así lo comentó Ricardo Pérez Montfort, historiador y biógrafo del general michoacano.

Durante la conferencia Lázaro Cárdenas a 50 años de su fallecimiento: un modelo de desarrollo para México y sus herencias, organizada por el Premio Crónica, Javier Garciadiego, y transmitida por El Colegio Nacional, el investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) recordó el sexenio cardenista (1934 -1940).

“El legado del general Lázaro Cárdenas sigue vigente en algunas partes de la vida política mexicana, desde luego en la memoria de muchos campesinos y obreros. A pesar de estos 50 años de muerto, todavía se le tiene como una de las figuras más relevantes del siglo XX mexicano”, expresó Pérez Montfort.

El autor de la biografía de Lázaro Cárdenas, en dos tomos y próximamente a publicarse uno tercero, destacó que el general mantuvo una actitud crítica.

“Murió antes de que se celebraran los 60 años del inicio de la Revolución Mexicana, para ese momento él había preparado un discurso, unas reflexiones que después fueron conocidas como el Testamento político del general Cárdenas”, dijo.

En ese documento, “denuncia el estancamiento de la reforma agraria, la violación al espíritu de las leyes del trabajo, se habla de la ausencia de una democracia interna en los sindicatos, de una desigualdad económica y social rampante en todo el país, se denuncia la corrupción, la injusticia y los problemas que hay en la educación”.

El testamento evidenció una contrarrevolución pacífica en la administración pública.

“El legado de Cárdenas es el mantener una actitud profundamente crítica al sistema político, esta especie de contrarrevolución y que se le ha llamado el desarrollismo mexicano que se encargó de ir desmontando cada uno de los logros durante el sexenio de 1934 a 1940”, señaló.

CAMBIO GENERACIONAL. Pérez Montfort resaltó la vida militar de Lázaro Cárdenas y su participación en la Revolución Mexicana con las huestes de Plutarco Elías Calles. También detalló que en 1928, el general se lanzó a la gubernatura de Michoacán donde trató de iniciar una reforma agraria.

“Cárdenas más por optar por la violencia y aniquilación del enemigo, trató de llegar a acuerdos”, dijo el historiador.

Sin embargo, Cárdenas no terminó su periodo de gobernador ya que le llegaron invitaciones para apoyar el Ejército Mexicano, restructurar el poder político tras el asesinato de Álvaro Obregón, integrarse al Partido Nacional Revolucionario y ser secretario de gobernación.

“Es un hombre que no pasaba de los 33 años, tenía una enorme experiencia política y apareció como una figura idónea que podía hacer el cambio generacional del ritmo postrevolucionario”, destacó Pérez Montfort.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -