Opinión


El terror de la violencia de género

El terror de la violencia de género | La Crónica de Hoy

 

DRA. OLGA SÁNCHEZ CORDERO,

SECRETARIA DE GOBERNACIÓN: 

+Ante las atrocidades hay que tomar partido. 

El silencio estimula al verdugo

Elie Wiese

No acudí a la marcha contra la violencia de género del 24 de noviembre por el Covid-19; soy población de riesgo, qué le vamos a hacer, pero sí estuve en la marcha del 8 de mayo pasado, donde vi a miles de mujeres protestar -con rabia, con dolor, con desesperación-por la condición de violencia en la que vive el género femenino. 

Soy de una generación anterior la  que vio nacer la liberación femenina, por lo que esto de las marchas femeninas me sorprendió al principio. Entiéndame: tengo dos hijas, profesionistas con posgrado; destacadas en sus campos y ubicadas en puestos de decisión. Han vivido personal, laboral y socialmente libres de violencia. Claro, ellas fueron educadas para  hacer valer su dignidad de personas; así, sin un género específico: PERSONAS. 

La experiencia vital de mis hijas no es, lamentablemente, la de muchas mexicanas. Cuando leo las cifras que da el Sistema Nacional de Seguridad se me erizan los cabellos y el hígado. Al 31 de octubre de 2020 hubo 48 mil 300 lesiones dolosas contra mujeres, dos mil 400 homicidios dolosos, dos mil 535 homicidios culposos y 777 feminicidios. Y estos delitos solo son los más visibles, porque hubo, además, ¡184 mil 500 denuncias por violencia familiar y 13 mil 900 violaciones! ¡México ocupa el primer lugar de embarazos infantiles en los países de la OCDE! 

Otro aspecto que no deja de sorprenderme es el poco reconocimiento de Andrés Manuel López Obrador a esta terrible condición de nuestra sociedad. Habla poco y mal de las organizaciones feministas. Mínimo espacio comunicacional ha dejado a los programas de combate a la violencia de género, siendo la difusión de lo más importante para empezar a dar pasos adelante. Ahí está desde 2019 el programa de INDESOL, Alas para el cambio, que busca sumar “aportes y propuestas de todas las instancias y personas (…) para acciones que pongan el acento en la prevención de la violencia de género contra las mujeres y las niñas. 

Mejor suerte mediática corrió la reunión de la agrupación Coordinaciones Municipales contra la Violencia y (por) el Bienestar de las Mujeres, encabezado por usted en el Estado de Guerrero, el pasado 25 de noviembre. Celebro que la estrategia implique involucrar a los municipios y que se trate de cerrar la pinza de abajo hacia arriba. 

Por estos días también escuché entrevistas con activistas de colectivos feministas. Unas quieren el cambio político, otras la igualdad laboral, otras exigen apoyos para acciones concretas y algunas más el derecho a decidir sobre sus cuerpos. En lo que todas coinciden es en el cese a la violencia contra las mujeres. Y aquí cabe mencionar otras de sus facetas: la violencia económica, la psicológica, la sexual y la física, que van escalando hasta llegar a la violencia múltiple y, lamentablemente, al feminicidio. Además de ser un tema de estricta justicia, también tiene un impacto económico enorme, ya que en 2016 le costó al país 4.4 mil millones de pesos, según datos del INEGI. 

Un último comentario, secretaria Sánchez Cordero: no olviden a los hombres como parte sustantiva de su estrategia. Además de los esposos, padres, hermanos, tíos e hijos, avoquen a maestros, funcionarios públicos, ministerios públicos, abogados de oficio, fiscales y jueces. Para que haya paz y bienestar en nuestra sociedad, debe venir de ambos géneros.

Internet:  Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -