Escenario


"Fuego adentro", una reflexión de Cain y Abel sobre la violencia en México

El filme dirigido por Jesús Mario Lozano compite por ser el Mejor Largometraje Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia

(Fotograma) “Muchas cosas de lo que se ven casi son transcripciones de esta realidad”: Jesús Mario Lozano.

Fuego adentro es una de las películas incluidas en la selección oficial del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que compite al Mejor Largometraje de Ficción. Escrita y dirigida por Jesús Mario Lozano, es protagonizada por Hugo Catalán, Armando Espitia y Luisa Pardo, este filme tiene la intención de reflexionar sobre la violencia en el país desde los lazos sanguíneos. 

Fuego adentro se conecta con un documental que Ruth Smith y yo estuvimos haciendo en esa zona. Se llama La sangre bárbara y tiene que ver con las comunidades nahuas de la sierra norte de Puebla. Después de años de investigación de campo y de muchísimo trabajo, es que el escenario mismo empieza a convertirse en la locación de esta nueva cinta. De algún modo se empalman la realidad del documental y la visión de esta historia”, expresó Jesús Mario Lozano, antes de presentar el filme.

Al principio de la cinta se pueden observar los paisajes icónicos de Cuetzalán, Puebla, donde se empieza a mostrar la rutina solitaria de León (Hugo Catalán), quien, sin diálogos en casi todo el primer acto, deja ver el sufrimiento y la soledad de un hombre que parece no encajar en ese escenario lleno de neblina en la sierra. La visita de su hermano rompe con su triste cotidianidad, pero será un encuentro más revelador de lo que se imaginaba: “Es una historia de dos hermanos que se encuentran y que, de algún modo, redescubren su pasado y su futuro”, puntualizó el director. 

“Ante este contexto nos damos cuenta que hay cosas qué decir de esta historia, aunque es otra temática. Nace en estos viajes y contemplando estos paisajes (del documental) y bueno, esta juventud que todavía tiene mucho que decir. Revivimos muchas situaciones que todavía no se contemplan y siempre estamos viviendo desde nuestra mirada, sin considerar la mirada del otro”, agregó Ruth Smith, productora de la cinta. 

A lo largo del metraje se descubre un secreto, una traición y se desvela la violencia como el contexto que envuelve esta historia. En ese sentido el director habló sobre la necesidad de retratar de forma implícita la historia de violencia que sufre una mujer en una de sus secuencias: “Las palabras pueden ser mucho más poderosas que mostrar los sucesos trágicos. Con el teatro griego sucedía que el hecho de imaginar era mucho peor que si yo hubiera retratado lo que le pasa a Martha”, dijo.
 

“La narración, que muy tristemente, no viene de mi invención sino de muchos testimonios que estudiamos, no es algo que morbosamente pude haber inventado. Muchas cosas de lo que se ven casi son transcripciones de esta realidad que, para mí, es importante que se hable” sentenció. 

Ambos actores compartieron su experiencia en una de las escenas más complejas de la película que tiene que ver con el trasfondo de lo que se esconde entre los dos hermanos, “esa escena para mí fue muy difícil en muchos sentidos porque de lo que se habla es en extremo violento y está la traición que se revela, es una gran secuencia y trabajar todo para llegar hasta ahí fue difícil”. 

“Fue un proceso más largo de lo usual, en comparación de los proyectos en los que he participado, pero con mucha información. También fue interesante como Jesús Mario me invitó a ir a más, más y a más allá de lo que sentía el papel. Creo que llegué a un punto en el cual sí me clavé mucho en los horrores que presenta la película, todo lo viví muy intensamente”, dijo. 

“Sin duda, Jesús Mario tiene una manera de involucrar a la gente, te vas integrando al proyecto de una manera muy orgánica. En realidad, lo que veíamos en el guion era una mirada muy particular de todo un universo enorme de violencia y pasiones que ocurren en este país, que han ocurrido y ocurrirán”, agregó. 

Finalmente, Armando Espitia, quien da vida a su hermano, compartió su visión de la trama: “Ver a dos personajes, hombres, dialogar, hablar de la violencia y además ser capaces de ver en ellos cómo los habita, creo que es una reflexión importante para entender cómo nos relacionamos en el día a día de esta realidad”, concluyó.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -