Bienestar


Hidratación, fundamental contra la influenza

Una adecuada hidratación, que fomente una recuperación más rápida, es a través de líquidos claros, como agua, caldos y jugos

Hidratación, fundamental contra la influenza | La Crónica de Hoy

Ante el inicio de la temporada de influenza estacional 2020-2021, es muy importante tomar en cuenta que aunque los calores propios de la primavera se ausentarán en intensidad y frecuencia, las personas deben vigilar que estén adecuadamente hidratadas, sobre todo aquellos quienes llegaran a enfermar de Influenza.  

El doctor Miguel Ángel Gómez Sámano, especialista en Medicina Interna y Endocrinología subrayó la importancia de la hidratación como parte del proceso de recuperación de estos pacientes, así como reforzar el autocuidado como una medida para evitar complicaciones.  

Estableció que la gente debe tomar en cuenta en todo momento que todavía no tenemos un medicamento específico para curar la Influenza,  “los tratamientos hasta el momento con los que se cuenta, son básicamente para aliviar síntomas y complicaciones”, por lo que la hidratación es fundamental, “porque ayuda a estabilizar la respuesta metabólica, evita que decaiga el estado general y previene que las secreciones se vuelvan densas y den lugar a otras complicaciones e infecciones, como por ejemplo la neumonía”.  

Una adecuada hidratación, que fomente una recuperación más rápida, es a través de líquidos claros, como agua, caldos y jugos; también recomendó beber suero rehidratante con glucosa y electrolitos avalado por Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).  

Los sueros son necesarios en aquellas personas en las que en ciertos momentos “el agua no basta y debemos recurrir a soluciones rehidratantes de grado médico con electrolitos y glucosa, porque facilita el transporte de sodio y agua al interior de las células, lo cual es clave en el proceso de rehidratación celular”.  

Para los casos de influenza esto puede hacer la diferencia entre un paciente bien hidratado y uno con riesgo de más complicaciones a causa de la deshidratación”, añadió.  

Asimismo, refirió que las señales de alarma son irritabilidad o confusión, mareos o aturdimiento, latidos cardíacos rápidos, respiración agitada, ojos hundidos, mucosas secas y cambios en el patrón de orina, es decir, poca y de color oscuro, ejemplificó.  

En su oportunidad, el doctor Miguel Ángel García Salcido, especialista en Medicina Preventiva y Control de Infecciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) hizo un llamado a la población para que evite lugares concurridos y mantenga las medidas sanitarias que hemos aprendido a razón de la pandemia por la COVID-19.  

Ello, debido a que además de que debemos seguirnos cuidando de la COVID-19, también estará presente en el ambiente el virus de la influenza la cual es muy contagiosa, que igual que el coronavirus se transmite mediante gotículas que las personas infectadas dispersan en el aire al toser o estornudar, ocasionando fiebre mayor a 38 grados centígrados, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta; malestar general, escurrimiento nasal y tos seca e intensa y afecta nariz, garganta, bronquios y pulmones”, detalló.  

Recordó que las personas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con padecimientos crónicos o con enfermedades que afectan el sistema inmune, por lo cual este año es fundamental que estos sectores de la población cuenten con la vacuna anual que es la mejor forma de prevenir complicaciones en caso de llegar a enfermar de influenza, para lo cual también es necesario mantener estilos de vida saludable.  

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -