Metrópoli


Llevo esperando hora y media: El caos por el cierre del Metro

A pesar de que el gobierno capitalino informó del cierre en las líneas del Metro 1, 2, 3, 4, 5 y 6, así como las alternativas de transporte, la confusión se hizo presente entre los usuarios.

Llevo esperando hora y media: El caos por el cierre del Metro | La Crónica de Hoy

Foto: Adriana Rodríguez

Una mujer de la tercera edad se dirige a una de las entradas para llegar a Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, pero antes de llegar un joven que tiene su puesto de dulces le avisa: -No hay servicio, jefa. Tiene que tomar el RTP-.

-¿A dónde va, madre?- Le pregunta.

-Voy a Balderas- Le dice la mujer que carga unas bolsas de plástico, no son muy grandes, pero le estorban para poder caminar.

El joven le explica que hasta el fondo del paradero de Pantitlán están los camiones RTP -esos la llevan, van en la misma ruta del Metro-, le detalla.

Al igual que la mujer, otros usuarios llegaron desorientados a Pantitlán, que cuenta con las líneas 1, 5, 9 y A, de las cuales las dos primeras se encuentran cerradas por el incendio en las oficinas del Metro ubicadas en la calle Delicias, en el Centro Histórico.

Al llegar a este punto, los usuarios volteaban desconcertados buscando alternativas, pues no había ninguna indicación de que les aclarará qué líneas sí ofrecían servicio ni dónde se encontraban las unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) dispuestas para brindar servicio a los pasajeros del Metro.

En el mismo paradero, un hombre se veía desesperado. También se dirigía a la Línea 1 del Metro que va de Pantitlán a Observatorio. Sin embargo, se encontró con que el servicio estaba suspendido, por lo que optó por tomar uno de los camiones del corredor de la avenida 8, el cual llega hasta la estación del Metro Chapultepec.

“Ya voy retrasado, a ver sino me regresan”, comentó uno de los pasajeros notablemente desesperado mientras esperaba en una larga fila que avanzaba lento.

Él y otros usuarios refirieron a este medio que llevaban hora y media esperando, pues los chóferes de las rutas que ya establecidas se tardaban en avanzar.

Se iba un autobús y el chofer de la siguiente unidad se tomaba su tiempo para avanzar. Se ponía a platicar con sus compañeros, compraba algo en los puestos instalados en el paradero, provocando la molestia entre los usuarios.

Mientras tanto, donde fueron ubicadas las unidades RTP, el avance era más rápido. Sin embargo, en las primeras horas también se registraron largas filas.

A pesar de que la Secretaría de Movilidad informó que se dispondría de unidades de Trolebús, RTP e incluso del Mexibús como alternativa para transportar a la población, muchos usuarios reconocieron que sólo sabían que se habían incendiado las oficinas del Metro, pero no que habían provocado el cierre de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -