Mundo


Veinte razones para odiar a Trump... y tres cosas que hizo bien

Elecciones EU 2020: veinte cosas por las que habría que echar a Donald Trump... y tres que ha hecho bien

Veinte razones para odiar a Trump... y tres cosas que hizo bien | La Crónica de Hoy

En la era del paso de energía verde, Trump defiende el uso del carbón (EFE).

1.- Niega la gravedad de la pandemia. Sus ataques a los epidemiólogos, a la ciencia y a los gobernadores por querer confinar al país, y su ejemplo a la ciudadanía, menospreciando durante meses algo tan básico como llevar cubrebocas, ha dejado a EU como la nación más golpeada (228 mil muertos y nueve millones de contagios hasta ayer).

2.- Separó a niños de sus padres indocumentados y los enjauló en centros de detención. La palabra compasión salió por la ventana de la Casa Blanca, en cuanto la crueldad del nuevo presidente republicano tocó la puerta.

3.- Humilló a México prometiendo un muro —“para que no crucen la frontera violadores”— y además quería que el gobierno mexicano lo financiara.

4.- Restringió al mínimo la visa humanitaria de personas que huyen del hambre y la violencia y obligó a México a que permanecieran en su territorio. “¿Por qué en vez de agujeros de mierda —y citó a países como El Salvador y Haití— no llegan emigrantes de Noruega?”.

5.- Decretó el fin del programa DACA, que protegía a 600 mil “soñadores” de la deportación.

6.- Decretó el fin del Obamacare, que otorgó seguro médico a más de once millones de estadunidenses que no podían pagar un seguro privado. Al igual que en el DACA, si no se ha salido con la suya es porque están bloqueados por la justicia.

7.- Sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París para decir al mundo que niega el cambio climático.

8.- Nombró a un empresario con intereses en el carbón para que dirija la Agencia del Medio Ambiente, frenando así cualquier avance de EU hacia la energía limpia.

9.- Es un supremacista blanco.

10.- Es un fervoroso defensor de la Asociación Nacional del Rifle y del derecho a portar armas. De hecho, su receta para frenar la epidemia de matanzas —como la ocurrida en la secundaria Parkland de Florida, en 2018— es que los profesores vayan armados, así como los estudiantes dentro de las universidades y los fieles dentro de los templos.

11.- En vez de apagar el estallido de disturbios raciales, a raíz del asesinato en Mineápolis del afroamericano George Floyd, asfixiado bajo la rodilla de un policía blanco, acudió a esa ciudad, pero no a dar al pésame a la familia o a denunciar la sistemática brutalidad policial , sino a proclamar que los uniformados son “héroes” y hacen un “trabajo fantástico”.

12.- Indultó a miembros de su equipo encarcelado por casos de corrupción, como el Russiagate.

13.- Amenazó al presidente de Ucrania con no entregarle ayuda militar prometida, si no investigaba al hijo de Joe Biden, para tratar así de ensuciar la campaña de su adversario.

14.- Ataca a la prensa crítica cada vez que puede y recurre a las redes sociales para lanzar mentiras e insultos.

15.- Se negó durante años a mostrar sus pagos de impuestos, hasta que lo destapó The New York Times: 750 dólares. Como dijo la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, “él como magnate paga menos impuestos que yo cuando era mesera”.

16.- Relajó las leyes tributarias que impuso Obama, abriendo la puerta a otro casino financiero como el que llevó a la crisis de 2008 y a años de recesión.

17.- Eliminó impuestos a los más ricos, pese a que muchos de ellos firmaron un manifiesto, rogándole que les obligara a pagar más impuestos para ayudar al país a salir de la crisis originada por la pandemia.

18.- Trasladó la embajada de EU a Jerusalén y animó a su amigo, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, a seguir levantando colonias en territorio ocupado, humillando a los palestinos y reventando cualquier posibilidad de paz en Oriente Medio.

19.- No respetó el deseo de la jueza progresista Ruth Gingsburg, quien pidió por escrito antes de morir que —dada la cercanía de las elecciones— fuera el ganador quien propusiera a su sustituta en la Corte Suprema. Al nombrar a una joven jueza ultraconservadora, Amy Barret (ya en activo), el presidente pretende a medio y largo plazo derribar todas las leyes progresistas que salieron adelante en las últimas décadas, y a corto plazo, que la mayoría conservadora le ayude, en caso de que se cumpla la razón número veinte para odiarlo:

20.- Amenaza con no reconocer el resultado de las elecciones del martes, si es derrotado por Joe Biden, y pide a los suyos estar “vigilantes” en las casillas electorales, dejando así la puerta abierta a una escalada de violencia de imprevisibles consecuencias en EU.

… Y lo que hizo bien:

1.- Mano dura contra China. La complacencia de Barack Obama y sus antecesores con Pekín, permitió al régimen comunista no sólo llevar al extremo la competencia desleal en los intercambios comerciales y el espionaje de patentes industriales y tecnológicas, sino que sirvió para intentar crear una red de vigilancia y control de datos a escala planetaria, mediante la tecnología 5G y sus compañías celulares. Todo esto fue destapado por Trump.

2.- Mano dura contra las farmacéuticas. La misma complacencia de Washington contra China la tenía con poderosos laboratorios, que durante décadas han ocultado medicamentos peligrosamente adictivos, como el analgésico Oxycontin. Trump los llevó a tribunales y logró miles de millones de dólares de indemnización para programas de rehabilitación.

3.- Reforma penal. El presidente de EU impulsó una reforma judicial penal —Ley del Primer Paso— que ha permitido que miles de reclusos condenados a largas penas de cárcel por delitos de drogas hayan logrado salir de la cárcel tras cumplir programas de rehabilitación y ayuda a compañeros.
Lástima que este gesto de compasión de Trump —presionado por senadores republicanos y demócratas por el hacinamiento de las cárceles— sea apenas una gota en el océano de su infamia.

 

fransink@outlook.com

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: