La noche en que Shakespeare fue raver | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

La noche en que Shakespeare fue raver

Con toda la sana intención de desbancar a William Shakespeare de ese trono inalcanzable que muchos de sus devotos seguidores lo han puesto, sin que por ello se reste seriedad, La noche en que raptaron a Epifania o Shakespeare lo siento mucho es un fresco y original respiro para el dramaturgo más famoso de todos los tiempos.
Más allá de la "versión libre" que muchos se endilgan para justificar sus nulos aciertos, esta obra adaptada por Gerardo Mancebo del Castillo Trejo (1970-2000) y que al dejar inconclusa fue terminada por Alfonso Cárcamo, recrea de una manera sarcástica y efectiva la historia de las apariencias en un mundo regido actualmente por el marketing.
Dirigida por Ana Francis Mor, presentada el año pasado dentro del Festival del Centro Histórico, la puesta en escena presenta una serie de juegos conceptuales que intentan dar al traste con rígidas propuestas teatrales, así como cobrarse una "venganza histórica" contra la época isabelina donde estaba prohibido la participación de mujeres en los montajes (su elenco está conformado únicamente por mujeres); y por si fuera poco, arroja una visión desangelada como sí misma de las "nuevas generaciones".
A ritmo de música electrónica y con un tapiz iconoclasta que cuestiona los valores de nuestro tiempo, la puesta en escena termina por dar la última estocada a aquella visión mojigata de los clásicos como tótems divinos. Esa presentación como "ópera tecno" no es casual si se piensa en las casi 200 adaptaciones a la ópera que se han acabado y que de entre éstas sólo una docena sobreviven aún en nuestros días. Este montaje atrevido como el propio Mancebo del Castillo forma parte de esta docena y por mucho de ventaja se adelanta a todas éstas.
La historia de Epifania (así, sin acento en la "i"), quien es raptada por un demonio y rescatada por dos gemelos, aquí es representada de tal manera que se exprese la necesidad de la actual generación de tolerancia.
La música a cargo de Daniel Hidalgo, Jacobo Liberman y Leonardo Heiblum se complementa visualmente con las cuasi instalaciones que cada personaje carga en el vestuario diseñado por Daniel Gutiérrez, Xóchitl Luz y Andrés Fonseca. Las actuaciones corren a cargo de Rita Guerrero, Mayra Sérbulo, Carmen Mastache, Haydeé Boetto, Magali Boysselle, Mónica Huarte, Cecilia Sotres, Nora Huerta, Yuriria del Valle y Mariana Gajá.
La noche en que raptaron a Epifamia o Shakespeare lo siento mucho
De Gerardo Mancebo del Castillo; versión libre de Noche de Epifanía, original de William Shakespeare.
Dir. Ana Francis Mor
Teatro de las Artes, Centro Nacional de las Artes
Churubusco y Tlalpan, col. Country Club | Boletos: $60 y 40

Imprimir