Regresa La Barranca | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Regresa La Barranca

Luego de sufrir una metamorfosis tanto en sus filas que lo integran como en cada uno de sus miembros, La Barranca ya se alista para sacar a la luz su quinto trabajo en estudio bajo la consigna que los ha caracterizado desde su debut: la experimentación.
"Es muy fácil aportar a La Barranca, sólo se trata a estar abiertos a una estética y tomar en cuenta que somos un grupo que no le tiene miedo a la experimentación", comenta Alonso Arreola.
A unos días que participen en la tercera edición de la Conferencia de Música Latina Alternativa (LAMC, por sus siglas en inglés) en Nueva York, el bajista del grupo que en 1995 vio su origen con José Manuel Aguilera, Federico Fong y Alfonso André, echa una mirada introspectiva al trabajo de los considerados uno de los aguadores más benévolos dentro de la anquilosada y agrietada escena del rock en México, para llegar a la "sofisticación mayor" en que se encuentran.
"Luego de pasar por varios procesos donde los músicos que han participado finalmente tienen mucho trabajo aparte, La Barranca está dando un paso donde presta atención al corazón del grupo, donde está llegando a una sofisticación mayor en todos los niveles: sonido, arreglos, composición y presentaciones en vivo", comenta Alonso quien desde septiembre de 2001 forma parte de la actual formación junto a su hermano José María (batería), Alejandro Otaola (guitarra) y el fundador J.M. Aguilera (guitarra y voz).
El disco que lleva cuatro meses preparándose para estar listo dentro de un mes, aunque no tiene nombre, ya comienza a tomar forma, comenzando con la canción "Animal en extinción", que deja entrever un poco su apuesta. "Todo tiene que ver con la experiencia que como músicos hemos tenido cada uno, en un país cada vez más influenciado por cierta estética dictada por Estados Unidos", señala Arreola.
Sin embargo, señala, aunque esta canción de rock con tintes cubanos aborda la idea de extinción de la especie humana vital, que va en contra de aquella que tiene una visión del mundo muy superflua y comercial, el disco no resulta un panfleto y finalmente se abordan muchos temas y géneros de manera exacerbada.
Aún con la idea de invitar a otros músicos, como el mismo Alfonso André, y a cantantes femeninas, quizá Julieta Venegas o Ely Guerra, a participar, el álbum será una muestra más de que la banda sabe reinventarse a pesar de las oleadas que ha sufrido la música independiente y el rock mexicano en general, asegura Arreola.
No obstante, señala que el regreso a los escenarios que iniciará en Nueva York para luego presentarse el próximo 23 en Rockotitlán.

El rock mexicano va en declive por falta de producción
Más que estar en ascenso, nos encontramos en pleno descenso. La producción de nuevas propuestas es muy difícil en el país, hay pocas posibilidades económicas para quienes deciden irse por el camino independiente, asevera Alonso respecto a la situación del rock mexicano.
"Es cierto que nos acercamos a esta posición de desconocer qué es lo que tenemos, pero también desgraciadamente es mucho pedir a un consumidor promedio que destine algo de su tiempo y dinero para ver qué hay más allá de lo publicitado", apunta.
Sin embargo, calificó de saludable la situación de la música tanto en el país, como en España y Sudamérica, por hablar del rock hispano, "pues a nivel creativo hay mucho de donde cortar, el panorama negro es en cuanto al proceso de producción, que ahora es muy difícil terminarlo".
Por otro lado, consideró que en Estados Unidos hay una muy buena recepción de las propuestas latinas. En la LAMC, donde se presentan mañana junto a Enrique Bunbury, Ely Guerra, Jumbo, Los Auténticos Decadentes, Los de Abajo, Panteón Rococó, Fangoria, Liquits, Babasónicos, entre otros que participan en el encuentro desde hoy hasta el sábado, se esfuerzan por presentar lo más representativo de la región, aunque no siempre se logra.

Imprimir