Liberan a Ernestina Sodi tras 34 días de plagio; Laura Zapata dice que gracias a Dios terminó la pesadilla | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Liberan a Ernestina Sodi tras 34 días de plagio; Laura Zapata dice que gracias a Dios terminó la pesadilla

Por primera vez desde su secuestro, el pasado 22 de septiembre, Laura Zapata habló de su secuestro y del de su hermana Ernestina. Con voz entrecortada, concedió una breve entrevista al periodista Joaquín López Dóriga durante El noticiero, alrededor de las 23:00 horas. A pregunta de cómo había sido su secuestro, Laura dijo “caímos en manos de la delincuencia organizada de nuestro país”, considerando que el secuestro es una desgracia que aqueja a muchos. “Salí al terror, a la pesadilla, caímos en manos de la delincuencia, fue una gran pesadilla que, bendito sea Dios, terminó este sábado”, refirió Zapata al recordar aquella noche del 22 de septiembre cuando dejaba, acompañada por su hermana Ernestina, el teatro San Rafael, en la colonia San Cosme, luego de la función de la obra La casa de Bernarda Alba. “Se cruzó un demonio que cambió nuestras vidas”, señaló la actriz a López Dóriga quien insistía en que hablará de cómo había sucedido el secuestro. De acuerdo a Laura Zapata, su cautiverio fue “con respeto, privadas de nuestra libertad, con sometimientos… pero ahora disfrutamos con los nuestros”, el término de la pesadilla. El conductor de El noticiero pidió más explicaciones a la actriz, quien le dijo “no tengo cabeza para hablar”. —¿Cómo recuperaron la libertad?, espetó Joaquín y ella respondió, “como me la quitaron”. Zapata indicó que durante el cautiverio estuvo junto a su hermana, hasta que ella fue liberada y confirmó que tuvo conversaciones con sus secuestradores, pero se negó a revelar más sobre el evento pues señaló, “no quiero revivirlo” y ofreció a López Dóriga que en cuanto estuviera en mejores condiciones, iría al programa para hablar del hecho. Dijo que su hermana Ernestina no podía hablar porque se encontraba en un estado bastante alterado, pero confirmó que se encuentra bien físicamente. Aceptó que ya habló con su hermana Thalía, “que está muy preocupada por lo que sucede en nuestro país, pero feliz porque la pesadilla terminó” y aseguró que su cuñado Tony Mottola no intervino en la liberación de ambas y fue una cuestión de la familia. “El no tuvo nada qué ver… todo fue una cuestión familiar”, comentó a punto de llorar y señalar que tanto su vida como la de su hermana era un antes y un después del 22 de septiembre. Agradeció las muestras de amor y oraciones “que nos ayudaron a salir con bien de esta desgracia y pesadilla; del secuestro que aqueja a tantos mexicanos”. “Damos gracias a Dios y a todos por su apoyo”: Thalía en la red La pesadilla para la familia Sodi Miranda terminó con el regreso a casa de Ernestina después de 34 días secuestrada, y que su hermana Laura, también hubiera sido liberada hace 17 días. De inmediato, Thalía quien se había mantenido silenciosa durante la pesadilla que vivió la familia, colocó un mensaje de agradecimiento en su página oficial de internet en la que confirmaba los rumores sobre la liberación de su hermana Ernestina. Thalía dice: “Antes de todo quisiera darle las gracias a Dios. También quisiera darle las gracias a todos por su apoyo y sus oraciones durante esta prueba tan dura. En el nombre de mi familia les damos las gracias desde el fondo de nuestros corazones”. De esta forma la cantante externó su felicidad por el regreso, “sana y salva” de su hermana Ernestina, emoción que sintió hace 17 días con la aparición de Laura Zapata, aunque nadie ha visto a la actriz desde que la dejaran libre los secuestradores. La historia se remonta al 22 de septiembre. Laura Zapata trabajaba en la obra La casa de Bernarda Alba que se escenificaba en el teatro San Rafael. Ese día, su hermana Ernestina, la acompañaba. Ambas subieron al auto jetta rojo de Laura y se dirigían a su casa, cuando fueron interceptadas por una camioneta y otro auto. Un comando de unos diez hombres –de acuerdo a un testigo—, amagó a las dos mujeres. Primero se fueron en el coche de Laura, pero cuadras adelante, cambiaron de vehículo y se dieron a la fuga. Sólo gracias al relato del testigo, se conoció la noticia del secuestro, sin que se tuviera informes sobre las peticiones de los secuestradores. La familia pidió a las autoridades policíacas mantenerse al margen y se comentó que un grupo de expertos negociaría la libertad. La primera en ser liberada fue Laura Zapata. El pasado 11 de octubre se dio a conocer la noticia de que la actriz había llegado a su casa. La liberación el sábado por la noche de Ernestina, presupone que hubo un pago a los plagiarios, nadie sabe de cuánto ni cómo fue. En tanto, el fiscal de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO), José Luis Santiago Vasconcelos, indicó que la familia ya se acercó a la Procuraduría para localizar a los miembros de la banda de secuestradores, pero se negó a proporcionar más información para no entorpecer las investigaciones.

Imprimir