Lleyton Hewitt, número uno del mundo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Lleyton Hewitt, número uno del mundo

Foto: AP
El tenista australiano Lleyton Hewitt vencedor el jueves en el Masters de Shangai del ruso Marat Safin, se aseguró el primer sitio de la clasificación mundial, pero todavía puede quedar afuera de las semifinales del torneo final, dependiendo del encuentro que jugarán el viernes los españoles Carlos Moya y Albert Costa. La penúltima jornada de los grupos 'round robin' del Masters, dotado con 3,75 millones de dólares en premios, también marcó el naufragio de las esperanzas del estadounidense Andre Agassi (N.2), eliminado por el español Carlos Ferrero (N.4) en una épica batalla que se prolongó dos horas y media. Faltando la última jornada de los grupos cuadrangulares Oro y Rojo, los únicos clasificados para las semifinales del sábado son el suizo Roger Federer (N.6) por el primero y el español Carlos Moya (N.5) por el Rojo. Agassi y Safin (N.3) por su parte quedaron eliminados. Una de las plazas de semifinales restantes la deciden el checo Jiri Novak (N.7) en su encuentro cara a cara el viernes con al español Ferrero. A la otra plaza aspira Hewitt, pero como él ya jugó todos sus partidos, depende para seguir en carrera de que Moya derrote a su compatriota Albert Costa. Caso contrario ambos hispanos podrían ir a semifinales y, quizás hasta formar un trío con la eventual clasificación de Ferrero. La jornada del jueves tuvo un plato fuerte cuando Ferrero venció a Agassi por 7-5, 2-6 y 7-6 (8/6). El estadounidense luchó con todas sus fuerzas e incluso logró salvar cuatro 'match points', pero finalmente sucumbió a la presión y al ejecutar una doble falta en su servicio, le cedió al triunfo a su oponente luego de dos horas y media de juego. "No puedo creer que esto sea posible. No puedo expresar cómo me siento", dijo Agassi luego de su derrota frente al español, que cortó el sueño del norteamericano de transformarse en el jugador más veterano en culminar una temporada en el primer sitio del escalafón mundial. Pero, en un cambio de actitud inmediato, agregó: "Honestamente pienso que el año que viene lo haré mejor. Creo que todavía puedo mejorar y lograrlo. Es bueno sentir algo así. Terminar (como) número uno es el resultado de un duro año de trabajo. Nunca se puede estar seguro de lograrlo, pero sé que puedo jugar mi mejor tenis todo el tiempo". Por su parte Hewitt, que jugó el encuentro siguiente con la tranquilidad que la eliminación de Agassi le aseguraba el primer sitio del escalafón por segundo año consecutivo, se impuso a Safin por 6-4, 2-6 y 6-4. "Esto es increíble, me siento en las nubes. Este es para mí el mayor honor al que se puede aspirar en el tenis", dijo Hewitt, quien se sumó al reducido grupo de tres jugadores (Jimmy Connors, Ivan Lendl y Pete Sampras) que fueron capaces de estar al tope de la clasificación mundial durante un año completo. Además el australiano, de 21 años, es el jugador más joven en la historia en finalizar primero del ranking dos años consecutivos. En el primer encuentro del día el suizo Roger Federer había doblegado al checo Jiri Novak por 6-0, 4-6 y 6-2, resultado que permitió al helvético asegurarse la clasificación para semifinales y dejó al checo dueño de su destino debiendo definir el viernes frente a un inspirado Ferrero.

Imprimir