La Crónica de Hoy | En similares circunstancias fue ejecutada una familia en Fuentes del Pedregal

En similares circunstancias fue ejecutada una familia en Fuentes del Pedregal
Karyna Soriano | Ciudad | Fecha: 17-nov-02 | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 12:20:31
Una de las últimas ejecuciones en contra de una familia completa ocurrió hace seis años. Los Balderas, a diferencia de los Nareso Loyola no tenían vínculos, hasta ahora, con la Policía Judicial. Sin embargo, hay similitudes en el asesinato. El 4 de diciembre de 1996 se cometió un quíntuple homicidio: Fernando Balderas, ex asesor de la procuraduría capitalina y ex comandante de la Policía Judicial, Yolanda Figueroa, su esposa, y sus tres hijos fueron ultimados en su entonces domicilio, ubicado en Crespón 360, colonia Fuentes del Pedregal. Los cadáveres fueron encontrados un día después del asesinato por agentes de la Policía Judicial del DF, mientras investigaban el robo de un automóvil que pertenecía al ex comandante, que fue asesor de Alfonso Cabrera, ex director de la PJ. Al igual que en el caso del quíntuple homicidio de los Nareso Loyola y dos desconocidos, al parecer una empleada doméstica y una niña amiga de la familia, el asesinato de la familia Balderas se cometió en su domicilio; además de que los cadáveres fueron hallados en una de las habitaciones de la residencia. Otra de las coincidencias es que los cuerpos presentaban heridas causadas con armas blancas y que se trató de aparentar un robo. Ayer, el subsecretario de Seguridad Pública del DF, Raymundo Collins, declaró que en la ejecución de los Nareso Loyola se intentó fingir un robo, pues faltaba uno de los automóviles de la familia y había desorden en la casa. Sin embargo, no se encontraron cerraduras forzadas. En ambos asesinatos también hubo un sobreviviente. De los Nareso Loyola, cuyo domicilio se ubica en una zona residencial de Tlalpan, fue el amigo del hijo del matrimonio: Juan Pablo Quintana Calles. Y de los Balderas Alejandro Pérez de la Rosa, entonces chofer de la familia. Pérez de la Rosa fue el principal sospechoso del homicidio. Incluso, se le dictó formal prisión el 26 de diciembre de 1996. Aunque él aseguró ser inocente y responsabilizó a dos empleados domésticos de la ejecución. Las pesquisas sobre los Balderas, determinaron que el ex comandante tenía tres órdenes de aprehensión por narcotráfico, extorsión y abuso sexual. Además, de que al parecer comandaba a una banda dedicada al robo de vehículos. Yolanda Figueroa, esposa de Fernando Balderas, escribió el libro El capo del golfo, una biografía de Juan García Ábrego, donde se incluían referencias sobre la captura del hampón aportadas por su cónyuge, por lo que al parecer se trató de una venganza, según registros periodísticos de la época.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems