Espionaje digital de Windows | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Espionaje digital de Windows

El especialista en sistemas y programas computacionales Michael Jennings, de Futurepower, ha escrito un extenso reportaje accesible a través de Internet, “Managing Automatic Updating and Download Technologies in Windows XP”, que desvela paso a paso qué vías utiliza el último sistema operativo de Microsoft para vigilar nuestras actividades. Según Jennings, existen muchas maneras por las cuales Microsoft obtiene el control. Por ejemplo, Microsoft Office guarda un número en cada archivo que el usuario crea con macros de Visual Basic, que identifica a tu ordenador. Igualmente, Microsoft Office 97 guarda un número de identificación aunque no haya macros. Y, por último, el software de los mouses Microsoft tiene funcionalidad reducida hasta que se le permite conectarse con las computadoras de Microsoft. Así, pues son muchas las herramientas que utiliza la empresa de Bill Gates para vigilarnos. El problema no es que las conexiones sean siempre malas para el usuario. El caso es que Microsoft pasó de hacer sistemas operativos que son independientes a hacer sistemas operativos dependientes de sus servidores centrales. Además de posibles vulnerabilidades de privacidad y seguridad, esto crea varias preocupaciones. Por ejemplo, si Microsoft decide eliminar el soporte técnico para Windows XP, los usuarios se verán forzados a actualizarse. Y, en el peor de los casos, la empresa de Redmond podría también decidir pedir un pago mensual por el uso de tu computadora. Conexiones Ocultas. Microsoft Windows XP se conecta con computadoras de Microsoft de maneras ocultas. Es caro evaluar la privacidad actual y las vulnerabilidades de seguridad de esas conexiones, e imposible evaluar futuras vulnerabilidades. El punto no es que las conexiones sean siempre malas para el usuario. El problema es que Microsoft pasó de hacer sistemas operativos que son independientes a hacer sistemas operativos dependientes de sus servidores centrales. Además de posibles vulnerabilidades de privacidad y seguridad, esto crea varias preocupaciones. Por ejemplo, si Microsoft decide eliminar el soporte técnico para Windows XP, los usuarios pueden verse forzados a actualizarse. Microsoft podría también decidir pedir un pago mensual por el uso de sus computadoras. ¿Por qué tantos bugs?.El hecho de que Windows XP haga a su computadora dependiente de las de Microsoft es malo no sólo porque usted pierde control sobre su computadora, sino también porque Microsoft produce software con errores (bugs) y no publica los parches con la velocidad suficiente. Dado que los bugs son ampliamente conocidos y Microsoft tiene el dinero, parece razonable suponer que la elite administrativa en Microsoft ha decidido deliberadamente que los bugs permanezcan, al menos por ahora. ¿Por qué diseñaría Microsoft limitaciones deliberadas? Aparentemente porque es la única manera de hacer que los usuarios gasten más dinero en actualizaciones posteriores. Para muchos usuarios la única razón para comprar Windows XP es que se cuelga menos. Contrato peligroso. Usted no puede saber a qué contrato estará ligado en el futuro. Microsoft ha cambiado los términos del contrato al cual los usuarios están ligados incluyendo el nuevo contrato en algunas actualizaciones de seguridad y parches de bugs. Parches de seguridad recientes requieren que el usuario acepte un contrato que le da a Microsoft privilegios de administrador sobre la computadora del usuario [theregus.com]. (Los privilegios de administrador le dan control completo sobre la computadora y todos los datos incluídos en ella.) Véase también, Microsoft EULA requests root rights - again [theregus.com]. El contrato dice que si el usuario quiere parchear su sistema contra un bug que permitiría un ataque por Internet, él o ella debe darle a Microsoft control legal sobre la computadora. Dado que Microsoft puede cambiar el contrato en cualquier momento y sin control por parte del usuario, Microsoft puede ligar a los usuarios a contratos que invente en el futuro. Este es un nuevo desarrollo en la legislación contractual. Los usuarios gastan considerable tiempo y dinero en sus computadoras, y no pueden evitar aceptar el nuevo contrato sin entregar toda su inversión y arriesgar su negocio y actividades personales. Control. Un gobierno que use software de Microsoft no es un gobierno independiente, asegura el especialista. “Cualquier gobierno que desee ser independiente del gobierno de los Estados Unidos de América, y cualquier gobierno que se represente a sí mismo como controlado por su propio pueblo, no puede usar sistemas operativos Microsoft ni otros sistemas propietarios Microsoft”. Una razón para esto son tanto los antiguos como los nuevos métodos de Microsoft para mantener el control del software que vende. Es muy caro empezar a usar un sistema operativo, y una vez que un sistema operativo está en uso, es difícil dejar de usarlo. No se pueden hacer cambios rápidos si se descubre algún nuevo aspecto desagradable, como cuando Microsoft cambia los términos de las licencias. Los gobiernos no pueden atarse a limitaciones o invasiones futuras a su privacidad y permanecer libres. Grandes fallos. Hay otras grandes deficiencias en Windows XP. Windows XP, y todos los sistemas operativos Windows actuales, tienen un archivo llamado el registro en el cual se escribe la información de configuración. Hay varios archivos a los que, en conjunto, Microsoft llama el Registro, pero el que causa la mayor parte de los problemas es, en Windows XP, el llamado SOFTWARE (el nombre es en mayúsculas y no tiene extensión). En una máquina, por ejemplo, este archivo tiene 25,69 MB; es un archivo enorme considerando que contiene información de configuración. Si este único enorme archivo, a menudo fragmentado, se corrompe, la única manera de recuperarse puede ser reformatear el disco duro, reinstalar el sistema operativo, y luego reinstalar y reconfigurar todas las aplicaciones. El archivo de registro es un punto muy vulnerable a fallos. Microsoft aparentemente lo diseñó de este modo para proveer protecciónscontra copia. Demasiado poder. Los administradores en Microsoft parecen querer crear una situación en la que los sistemas operativos Microsoft no son software independiente sino que dependen de las computadoras de Microsoft. Aparentemente sienten que no hay límites al control que ellos deberían tener, y están firmemente decididos a extender ese control. El intento de tomar más control, y de tomarlo sin un motivo apropiado, es una enorme apuesta con el dinero de los inversores. Si aparta fuertemente a la gente de Microsoft, puede que llegue un momento en que a la compañía le cueste vender incluso software de buena calidad. “Querer más control, y tener deseos incontrolables de controlar, es un problema psicológico común. Por ejemplo, los dictadores a veces empujan esos límites hasta autodestruirse”, concluye Jennings en su estudio.

Imprimir