Susana Zabaleta será una bella y valiente marinera | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Susana Zabaleta será una bella y valiente marinera

Actriz de cine, teatro y televisión y cantante con una voz privilegiada, Susana Zabaleta está muy ocupada estos días, no sólo porque tiene que iniciar la promoción de la cinta Sinbad, la leyenda de los siete mares, sino porque está grabando la telenovela Bajo la misma piel, la cual ya comenzó sus transmisiones en Perú y en septiembre iniciará en México. Pero actualmente la sonrisa de Susana se debe a la emoción que está viviendo al ser un personaje animado y además una intrépida marinera que saca a su hombre de los problemas. Aunque ya había interpretado dos temas de la cinta de Disney, Pocahontas (“Qué será, quiero saber” y “Colores en el viento”), Zabaleta dice que está muy emocionada porque “nunca había hecho el doblaje entero de una película y es algo fascinante. Estaba tan emocionada que quería hacerlo todo de corrido, grabar sin tomar un descanso. Me tuvieron que llevar a comer a la fuerza”. En medio de todas sus actividades y presentaciones, la actriz platica que su mayor satisfacción “es ver que tu voz sí le queda al personaje”. Pero no sólo fue la voz, Marina no es alguien muy diferente a Susana y sin darse cuenta la actriz se describe a sí misma: “Marina es una persona tremenda, fuerte, luchona. Va a demostrar lo que es y que también puede ser marinera y enfrentarse a los monstruos marinos. Me encantó el personaje”. Con una belleza incomparable y un carisma que encanta, Susana Zabaleta se identifica con el personaje, “no porque sea bella, aunque sí es bonita y sexy, pero lo que ella tiene es el poder de la palabra, esa es su fuerza”. Con una hija de tres años, Zabaleta dice que ahora se ha reencontrado con los personajes de Disney porque se sienta a ver de nuevo las películas “y nos divertimos juntas”. Comenta también que “ahora me dan un poquito de angustia las caricaturas, porque siempre se están peleando los personajes”. Y es por eso que comparte todo el tiempo posible con su hija frente al televisor. “¡Todos los días vemos caricaturas!, me encantan las de 11 niños”. De su caricatura favorita cuando era niña, Susana no lo duda y dice: “Popeye, sobre todo por Oliva, porque tenía dos hombres y nadie le decía nada. Los dos andaban como estúpidos detrás de ella y eran muy diferentes uno del otro. Ella era un personaje medio bobo, aunque mensa, mensa, pero tenía dos hombres”. La famosa historia de Sinbad llegará al cine el próximo 18 de julio en nuestro país en una producción de la casa Dreamworks, pero previo a ello, el próximo martes vendrá a México el productor Jeffrey Katzenberg para presentar la cinta a los medios y hablar de la realización de la misma. En esta historia, los protagonistas contarán con la voz en español de Mauricio Islas, como Sinbad y Susana Zabaleta, como la bella e intrépida Marina. El nombre de Sinbad no solo conjuga imágenes e ideas de las representaciones pasadas de películas y libros de los cuentos de las Mil y Una Noches, si no que es sinónimo de acción y aventura. Esta original historia de Sinbad fue inspirada en la mitología Griega, así como el mito de Sinbad y el cuento clásico de amistad Damon & Pythias. Bajo la misma piel es producida por Carlos Moreno y en la que comparte créditos con Pedro Armendáriz, Kate del Castillo, Juan Soler, Marga López, Lorenzo de Rodas, Diana Bracho y Manuel Ojeda entre muchos otros. Las sirenas de la película animada Sinbad en su idioma original La californiana de ensueño Michelle Pfeiffer y la morenaza galesa Catherine Zeta-Jones tienen más en común de lo que se puede sospechar a simple vista. Ellas nunca se habían encontrado de frente y ahora han trabajado juntas en Sinbad: Leyenda de los siete mares. Pfeiffer es Eris, la diosa del Caos, sensual intrigante que juega con las vidas humanas sólo por el placer de hacerlo. Zeta-Jones en cambio y por primera vez es la buena del cuento. De nombre Marina, la chica es un alma valiente, del tipo de Katharine Hepburn que se une a Sinbad (Brad Pitt) en su peligroso viaje y le muestra de paso quien lleva los pantalones en cubierta. Para Zeta-Jones, que nunca había hecho películas animadas la experiencia fue estimulante pero larga, pues el proceso de grabar y regrabar la voz se llevó casi cuatro años. “Me dijeron de que se trataba la historia y me dio gusto pensar que ahora sí podría explicarle mejor a mis hijos que hago para ganarme la vida” dijo. Además, no hay necesidad de molestarse por maquillaje y peinados. Los animadores dotaron a Marina con una actitud desenfadada y atrevida, contrario a la tradición de las heroínas de caricatura. En contraste, Pfeiffer es una vieja profesional de este negocio. Interpretó a Tzipporah, la esposa de Moisés en el Príncipe de Egipto y alguna vez quiso seducir a Homero en Los Simpsons. “Es muy raro, cuando estás actuando no te preocupas demasiado por tu voz. Es una de las últimas cosas en que quieres pensar. Esto sin embargo es exactamente al revés”. Sin embargo, ninguna de las dos sabe que significaba sentarse a ver caricaturas toda la mañana de un sábado con un platón de Zucaritas. Cuando se les preguntó cuál era su personaje de caricatura favorito, ambas se quedaron estupefactas. Olvidémonos de las princesas clásicas de Disney, ellas simplemente no vieron caricaturas de niñas. Pfeiffer dice que de niña no iba al cine mientras que Zeta-Jones se justifica porque en su pueblo sólo había un cine y no pasaba cosas de niños. (R.M.)

Imprimir