Encuentran restos del sacrificio de españoles durante la Conquista | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Encuentran restos del sacrificio de españoles durante la Conquista

Enrique Martínez Vargas publicó recientemente en la revista Arqueología Mexicana (número 63) un atractivo texto acerca de los sacrificios humanos llevados a cabo en la zona de Zultépec, Tlaxcala. Parte de lo interesante del texto es que el autor relata con detalle y sapiencia los sacrificios no de indígenas solamente, sino de los españoles capturados en esta región durante la Conquista. El artículo se titula “Zultépec-Tecoaque. Sacrificios de españoles y sus aliados durante la conquista”. El trabajo da cuenta del hallazgo ocurrido en Zultépec de 14 cráneos humanos, muestra de los sacrificios realzados durante la Conquista a manos de los indígenas. Cuenta el investigador Enrique Martínez que “al inicio de la conquista de México, en junio de 1520, los habitantes de Zultépec (que en español significa “Cerro de las codornices”) capturaron una caravana, conformada por europeos (hombres y mujeres) y algunos de sus aliados indígenas, proveniente de la costa en donde Cortés había fundado la Villa de la Vera-Cruz. Se trataba de un grupo rezagado formado por enfermos y algunas mujeres, que llevaba importantes propiedades de Cortés, muchas de las cuales había quitado a Pánfilo de Narváez después de derrotarlo. Los miembros de la caravana fueron llevados al poblado, donde permanecieron prisioneros. Posteriormente se les integró al mundo mítico-religioso indígena mediante rituales y ceremonias en los que fueron sacrificados […]”. Como se puede ver, al autor le cuesta trabajo decir simplemente que los mataron. Y continúa: “[…] se buscaba con ello de sumar a las suyas las fuerzas de los extranjeros y los enemigos locales, además de establecer una relación con los dioses para mantener el equilibrio de las fuerzas cósmicas de su mundo”. Bernal Díaz del Castillo en La historia verdadera de la conquista de Nueva España (citado por el maestro Martínez) escribe al respecto de estos hechos que el conquistador Gonzalo de Sandoval “castigó” a un pueblo en el que habían matado a varios españoles y a sus aliados: “… Hallóse allí en aquel pueblo mucha sangre de los españoles que mataron, por las paredes que habían rociado con ella a sus ídolos; también se halló dos caras que habían desollado, y adobado los cueros comopellejos de guantes, y las tenían con sus barbas puestas y ofrecidas en unos de sus altares; así mismo (sic) se halló cuatro cueros de caballos curtidos, muy bien aderezados, que tenían sus pelos y con sus herrajes, coladas y ofrecidas sus ídolos en el cu mayor; y halláronse muchos vestidos de los españoles que habían muerto, colgados y ofrecidos a los mismos ídolos”. Pero no sólo fueron los españoles y sus caballos los sacrificados sino también los primeros cerdos que llegaron desde Cuba a México. Una vez sacrificados estos últimos animales fueron enterrados completos y se les ofrendaron alimentos en vasijas. Un descubrimiento que también se hizo en esta zona es que los individuos muertos en ritual fueron desmembrados y se detectó cierto grado de cocción en los huesos. Este artículo del maestro Martínez forma parte de otros muchos que la revista Arqueología Mexicana dedicó al tema de El sacrificio humano entre los indígenas del México antiguo.

Imprimir